El centrocampista mexicano del Betis, Andrés Guardado y el capitán del equipo verdiblanco, Joaquín Sánchez, han hecho este viernes un llamado urgente para ayudar a los niños afectados por el terremoto que ha asolado México.

En un mensaje colgado en la cuenta de twitter del Betis, ambos futbolistas han solicitado la colaboración con UNICEF, y en el caso de Joaquín, recalcado que la primeras horas tras el terremoto “son fundamentales” para ayudar “a los más vulnerables, que son los niños”, aspecto en que también coincidió Guardado.

 

Lee también   Multan al América por intentar callar el "Goya"