Un grave golpe sufrió un futbolista en un partido de la primera división del fútbol mexicano. El arquero uruguayo Lucero Álvarez recibió un cabezazo en su cara, resultando con triple fractura de pómulo y a milímetros de perder su ojo izquierdo.

El  Club de Fútbol Lobos de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla derrotaba como visitante a los Gallos Blancos del Querétaro Fútbol Club, en el Estadio Corregidora, cuando el delantero brasilero Everaldo Stum chocó con el portero.

La imagen muestra que Stum alcanza a darle un cabezazo involuntario en el rostro de Álvarez. El propio futbolista de Lobos BUAP comentó en Facebook que estuvo “a 3mm de perder un ojo, pero gracias a dios ya estoy bien”.

Lee también   Los 7 mejores goles de Matías Alustiza
  • El cangrejo

    Me recordó a nacho shcnaider que si perdió el ojo hace tiempo en un partido contra socio Águilas.

    • Fercho

      A pero ese si fue un codazo inmisericorde que le causó desprendimiento de retina

    • BEST IN THE WORLD

      Que loco quién fue el pinche desleal que hizo esa pendejada

      • Mr. Potato Head

        Isaias Ramos, pero no recuerdo si fue de mala leche.

      • Fercho

        Fue totalmente accidental, de hecho fue choque de cabezas, pero el saco la peor parte

      • El cangrejo

        No me acuerdo creo que fue un petardo del Américo no sé si iñigo o infante alguien así como de ese nivel.

  • Fercho

    Da escalofrío ver como cae completamente noqueado después del señor madrazo que se lleva, pero que bueno que no fue tan grave y podrá regresar

    • Raúl

      Yo la neta ni lo conocía, vi su foto en tuiter y pensé que era algun vato de mma que le habían dado en su madre. Ojalá se recupere pronto, Lobos lo necesitará.

      • Fercho

        Si, se ve cabron con el ojo morado y cerrado

      • MrPink

        Aun es de mis poderosos Alebrijes, si se sintió gacho cuando me entere del asunto :/ es un buen portero, buen pateador y atajador de penales también.

  • Mickey Leñador

    Con un solo ojo seguiría siendo mejor que Ochoa y Corona