El español Paco Jémez, entrenador del Cruz Azul, afrontará su partido a ‘vida o muerte’ en el fútbol mexicano, ante los Tiburones de Veracruz, donde está obligado a ganar en el torneo Apertura 2017.

Jémez fracasó en el primer semestre del año al quedar fuera de la liguilla del Clausura y ahora tiene a los ‘Azules’ en el noveno lugar de la clasificación, lo cual le obliga a imponerse este sábado al Veracruz o quedar eliminado, a no ser que empate y se den una combinación de resultados a su favor.

Será uno de los duelos más atractivos de la última jornada de la fase regular porque si los celestes quedan eliminados llegarán a 20 años sin un título de liga y a siete campeonatos sin colocarse entre los ocho mejores, algo sorpresivo en un conjunto considerado uno de los cuatro grandes del circuito.

“Estoy concentrado en ganar ese último partido y meter a Cruz Azul en la liguilla después de tres años”, dijo la pasada semana el estratega español que si bien logró que su equipo mostrara dominio en la mayoría de sus encuentros de este año, eso no se tradujo en buenos resultados.

El Veracruz del entrenador paraguayo José Saturnino Cardozo ocupa el último lugar en la tabla.

En el duelo más esperado del fin de semana, el líder Rayados de Monterrey recibirá mañana a los Tigres UANL, su más cercano seguidor, en el partido que decidirá el primer lugar de la etapa preliminar.

Con 10 victorias, cuatro empates dos reveses y 34 puntos, el Monterrey del entrenador argentino Antonio Mohamed mantendrá el primer lugar si gana o empata, pero una derrota lo enviará al segundo puesto detrás de su más enconado contrario.

Lee también   Raúl Jiménez: “Sabíamos que nos iban a esperar y a darnos patadas”