Éste fin de semana llega a su fin otro torneo más de la Liga MX, y la final será entre dos equipos que aunque a lo largo de las 17 jornadas no fueron los más regulares, nos están demostrando de nuevo que la liguilla se juega diferente y que si sabes jugarla, lo más probable es que tengas resultados favorables en la misma.

León y Pachuca se enfrentarán por el título esta semana, siendo ambos equipos pertenecientes a Grupo Pachuca, quien inclusive es también propietaria de Estudiantes Tecos de la UAG. Además de ser un enfrentamiento entre equipos del mismo dueño, veremos un enfrentamiento familiar, en el cual se verán las caras padre e hijo.

Por un lado aparece un joven, pero exitoso directivo, como ha resultado ser Jesús Martínez Murguía. Que, desde que tomó las riendas del cuadro esmeralda, no ha dejado de cosechar éxitos con un juego vistoso y agradable que ha provocado que los aficionados a otros equipos disfruten de ver jugar al cuadro del bajío. Parte fundamental de este proyecto es Gustavo Matosas, ya que ha sabido manejar muy bien a su equipo y en la mayoría de las veces ha tenido un ojo clínico para realizar las contrataciones idóneas para su escuadra. A lo largo de este semestre vimos a un cuadro verde enfocado al cien por la Copa Libertadores, dejando de lado el torneo local y buscando hacerse de un nombre a nivel internacional. La historia la conocemos todos, León no pudo ir más allá de los octavos de final de la justa continental y fue eliminado tristemente a manos de un Bolívar que e supo jugar tanto de local como de visita. Recién pasó este trago amargo el León se jugó su última carta en Tijuana, consiguiendo la victoria en el Estadio Caliente y esperando la combinación de varios resultados, los cuales por poco probables que parecían, se dieron y colocaron a la Fiera en la fiesta grande. Ahora es uno de los finalistas y uno de los equipos que mejor fútbol han desarrollado a lo largo de la liguilla.

En el otro bando tenemos a Jesús Martínez Patiño, un hombre que ha venido desde abajo con Pachuca y que ha pasado de todo, descensos incluidos. Pachuca, un equipo que se ha hecho grande en cuanto a títulos los últimos 15 años y que ha trabajado muy bien en varios aspectos extra cancha que le han rendido frutos. Tuvo un torneo bastante irregular e inclusive también alcanzó la calificación de milagro en la última jornada, dando una voltereta espectacular frente a Querétaro en el Corregidora. Probablemente éste resultado y la forma en que se consiguió haya sido un envión anímico para el cuadro de Enrique Meza, y esto le sirvió para alcanzar la gran final del fútbol mexicano. Cabe señalar también el gran momento que vive su goleador, Enner Valencia, que esta convertido en un killer del área.

Lee también   Novaretti juró por su hijo que no le escupió a Lozano

León ya sin la presión de la libertadores y con el descanso necesario para repetir una alineación titular cada partido enfrenta a un Pachuca plagado de jóvenes que han demostrado tener los tamaños para levantar la copa y llevar a un equipo a lo más alto.

Será un duelo de estrategias, donde Matosas tendrá que ser muy cauteloso con su propuesta ofensiva si no quiere que le pase lo mismo que con Bolívar, tomando en cuenta que Enrique meza es un viejo lobo de mar, que seguramente tiene bien analizado al cuadro esmeralda y saldrá a jugar de forma inteligente sin arriesgar mucho hasta ver cómo se van dando las cosas.

Se puede llamar una final del morbo, como aquella América frente Necaxa de hace varios años, pero no creo que ningún futbolista salga a la cancha con la mentalidad de perder. Al contrario, saldrán a buscar el título sin importar quién sea el rival, una final no se juega todos los días y nosotros como aficionados al fútbol lo sabemos.

Nos quedan 180 minutos por delante, que seguramente serán vibrantes y que nos mantendrán al filo de la butaca por los estilos de ambos equipos. Mucha suerte para ambos y que gane el mejor y que más lo merezca.

Esta final de fraternal, no tiene nada.

 

  • SR DON CASI

    Creo que esta final no es igual que la de Ame-Nec aqui no son hermanos son Padre e Hijo y tu sabes que el dia que le ganes a tu Padre empiezas a ser hombre

  • NO COMMENTS

    Sí, de fraternal nada de filial sí…

  • Chinga Quedito

    que importa, fraternal, no fraternal, eso es lo de menos…
    Cruz Azul ni madres que campeonó