Con empate a un gol, los Gallos Blancos y los Pumas se despiden de un torneo para el olvido.
Al minuto 8, los dirigidos por Luis Fernando Tena abrirían el marcador. Sanvezzo lanzó un centro al corazón del área felina para que Stum marcara de cabeza.
Pasarían 10 minutos para que los Gallos tuvieran otra oportunidad clara; Candelo mandó un tiro cruzado que superó al arquero de la UNAM, pero la defensa rechazó lo que hubiera sido el 2-0 para el equipo local.
Sin embargo, los Pumas mostraron interés en igualar el marcador. Gallardo tiró a fuera del área queretana para que Volpi, portero de los Gallos, rechazara la pelota por encima de su arco.
Al ver la reacción de Pumas, Querétaro no se inmutó, y al 40 mandó un tiro al poste de la portería visitantes a través de un remate de Benítez.
Aunque los de casa perderían la concentración y ocasionarían un penal en su contra. Barragán fue el encargado de lanzarlo, pero Volpi tapó el tiro rechazándolo a su lado derecho.
El esférico llegó a un jugador de los visitantes, quien lanzó un centro para que Díaz se barriera y anotara el último tanto del partido.
Pese a que ya no hubo más goles, el partido tendría más emociones.
Al 52 de juego, Sanvezzo lanzaría un tiro libre a penas a un lado de la portería de los universitarios. Y únicamente 3 minutos después, Figueroa se encontraría con espacio dentro del área local, pero mandó su tiro arriba de la portería local.
De esta manera, los Pumas se consolidaron como el peor equipo del torneo, a penas juntando 13 puntos y 3 victorias en 17 partidos. Y los Gallos quedaron en la posición 16 con los mismos puntos, solo superando a Veracruz y a los mismos universitarios.

Lee también   Valencia quiere a Jiménez