El vigente campeón de la Liga de Ascenso, Correcaminos, sigue sin conocer la victoria en este torneo; ahora cayeron dos goles a uno en el último minuto contra los Tiburones Rojos en su propio estadio, lo que agudiza su crisis.

Los primeros minutos del encuentro corrieron a favor de los locales, con ataques lejanos y que estuvieron a punto de colarse en la portería de José Antonio Rodríguez, mismo que desvió al menos dos disparos que ya se cantaban en las tribunas naranjas.

Al minuto quince, la resistencia veracruzana cedió y el gol de Tomás Domínguez, en un balón suelto tras un tiro de esquina, desató la euforia de la afición y adelantaba al monarca de la Liga. Los jarochos tardaron en reponerse del primer gol, pero cuando lo hicieron casi lograron el empate, igualdad que conseguirían hasta el minuto 41, con una estupenda reacción de Pablo Torres tras la atajada del portero tamaulipeco a su primer disparo. El empate parcial acompañó a los equipos a los vestidores.

Los 45 minutos secundarios vieron pocas llegadas a gol de ambos cuadros, siendo las más destacadas de Diego Menghi y Juan Manuel Sara, por Correcaminos -la de éste último, apenas por arriba del larguero- y de Pablo Torres y Pablo Metlich por los escualos.

Cuando el tiempo agonizaba y el empate era casi definitivo, Miguel Zepeda aprovechó que el desvío de Rodríguez a su último disparo le cayó en los pies para burlar a su marca y conseguir el triunfo en la última jugada del partido.

Con este triunfo, los porteños llegan a seis puntos, mientras que Correcaminos sigue sumido en el fondo, con una sola unidad.

Lee también   León mantiene el invicto pero sufre ante La Piedad
  • jav

    A T R A C O