Agobiado por el proceso de divorcio que enfrenta, Juan Castaño “Juanele” está sumergido en una severa depresión que lo ha llevado incluso al intento de suicidio; hace dos años efectuó una ingesta masiva de fármacos. La separación también conlleva el pleito por la patria potestad de su pequeña hija y ello le ha disparado brotes psicóticos, derivados de fuertes problemas psiquiátricos que padece.

Desafortunadamente para su causa incurrió por error en el delito de vandalismo y eso no le favorece en el proceso de divorcio. Todos los factores en su contra se sumaron por un arranque de ira al intentar hacerle “daño” a su todavía esposa.

Resulta que Juanele quiso manifestarle un berrinche a la mamá de su hija y para ello decidió ponchar las llantas de su automóvil. Pero ¡oh sorpresa!, los neumáticos que desinfló fueron los de otro coche que coincidía con marca y color de la causante de sus males. Para su infortunio, cámaras de seguridad grabaron el momento en el cual cometía las fechorías y fue plenamente identificado como el autor del acto “vandálico”.

Ahora, además del juicio por el divorcio, tendrá que someterse a los dictámenes judiciales de Gijón por haber incurrido en vandalismo y dañar un bien de propiedad ajena. Así, el ex jugador de Tenerife y Zaragoza no sale de una para meterse en muchas.

Lee también   ¡España Vs Francia, Serbia Vs Croacia!
  • Ivan00b23

    pobre vato esta meado por un elefante