Por defender a los chamacos...
Por defender a los chamacos...
Como buen padre, David Beckham acudió a un partido de niños de siete años para ver jugar a su hijo Romeo y apoyar con porras tanto a su retoño como al equipo. Toda iba bien hasta que el árbitro expulsó a uno de los compañeros de Romeo por una falta. La roja le pareció bastante rigorista y excesiva a Beckham, quien se enojó por la actitud del silbante y comenzó a reclamarle su decisión, pues alegó que antes de disparar tarjetas el colegiado tiene que aprender a dialogar con los chamacos.

Sin embargo al nazareno no le causaron simpatía los reproches de Beckham y también lo expulsó. Lo obligó a que abandonara las instalaciones y hasta que no se fuera no reiniciaría el juego. En su función de papá de Romeo, Beckham acató y se salió, aunque regresó una vez que se reanudó el encuentro.

“Era el equipo más pequeño del club en el que juega Romeo, cuando el árbitro expulsó a un crío y yo le dije al árbitro que no podía hacer eso. Parece que el árbitro se consideraba a sí mismo el rey en su propio campo. Me miró y me dijo: ‘Yo, sí puedo.’ Él se acercó a mí y me enseñó la tarjeta roja. Me dijo que me fuera del campo. La puerta estaba a sólo 20 metros de distancia; yo esperé y volví a entrar para ver el partido de mi hijo cuando empezó de nuevo”, comentó David Beckham en El show de Jonathan Ross, declaraciones recogidas por Eurosport.

Sin duda ha sido la roja más ridícula que le han sacado al jugador inglés.

Lee también   Las lágrimas de un grande
  • Arnold

    De hecho no, la mas roja fue contra Argentina en 1998

  • Carlos Andres

    El Arbitro se cumplió por si mismo su deseo mas soñado.- Expulsar a Beckham.
    FOREVER ALONE jajaja

  • andrew

    que bien me cae este wey

  • Chuy

    Recuerdo cuando expulsaron a David Beckham en el mundial de clubes, contra el equipo mexicano que ha realizado la mas honrosa participación , el ahora descendido Necaxa.