Luego de pedir una manita de gato para su coche, un Bentley, Djibril Cissé no pagó los servicios. Se le hizo fácil poner a trabajar a mecánicos para personalizar tapicería y carrocería del vehículo. Una vez que le dejaron el Bentley tal como quería, el jugador de Lazio se hizo de la vista gorda y no liquidó los 22 mil 415 euros de la factura.

La bronca se da cuando Cissé quería llevarse su coche y no se lo permitieron, pues hasta que no pagara no se lo darían. Enojado por este hecho, el jugador llevó el caso a un tribunal desde el pasado 15 de noviembre y reclama tres mil euros por cada día que los mecánicos le han retenido el coche. Sin embargo, los mecánicos también se defienden y manifiestan que el Bentley será su “rehén” todo el tiempo que sea necesario hasta que Cissé liquide los casi 23 mil euros que debe.

Caray, nada le cuesta a Cissé pagar esa lana.

Lee también   Özil barre a Bale en venta de camisetas
  • pepe

    pero cuando la gente es marra es marra….

  • Dcj

    Que los mecánicos le cobren 3 mil euros por cada día que se lo tienen guardado

  • Javier Uc

    Este Cissé si que se esta volviendo bien codo, jajajajaja