Durante el partido Sport Recife-Naútico (4-3) tuvo lugar un hecho peculiar. Marcelinho Paraiba, jugador del Recife, chocó contra un rival y producto del encontronazo perdió un diente. Su preocupación no fue pedir castigo para el agresor, como tampoco reclamar la jugada, sino solicitar a los trabajadores del estadio Ilha do Retiro que se pusieran a buscar el diente.

Con el fin de incentivarlos les prometió una recompensa, aunque no se sabe el monto. Para luego es tarde, los trabajadores se han puesto a buscar el diente, sin embargo no lo han encontrado. Eso sí, han prometido que continuarán con las labores de búsqueda.

Lee también   Un jugador en Brasil es investigado por homicidio