Durante el partido Sport Recife-Naútico (4-3) tuvo lugar un hecho peculiar. Marcelinho Paraiba, jugador del Recife, chocó contra un rival y producto del encontronazo perdió un diente. Su preocupación no fue pedir castigo para el agresor, como tampoco reclamar la jugada, sino solicitar a los trabajadores del estadio Ilha do Retiro que se pusieran a buscar el diente.

Con el fin de incentivarlos les prometió una recompensa, aunque no se sabe el monto. Para luego es tarde, los trabajadores se han puesto a buscar el diente, sin embargo no lo han encontrado. Eso sí, han prometido que continuarán con las labores de búsqueda.

Lee también   Van der Vaart asegura que es mejor que Cristiano Ronaldo