Martin Schmidt, director técnico del Wolfsburgo, implementó una regla de vestuario en la cual sus jugadores deben lavarse los dientes luego del esfuerzo físico, con motivo de una mejor recuperación.

Al final de los entrenamientos, la acidez se crea dentro de la boca. Esto ataca las encías y termina directamente en la sangre, por lo que cepillarse los dientes ayuda a recuperar la energía mejor y prevenir la acidez”, comentó Schmidt.

“Los jugadores están obligados a lavarse los dientes inmediatamente después del final del esfuerzo físico, incluso antes de regresar a casa”, explicó el entrenador de los “lobos”.

Desde la llegada de Schmidt, el equipo suma cuatro empates y en su quinto partido al mando, recibe al Hoffenheim por Bundesliga. Wolfsburg se encuentra en la casilla 14 de la competición germánica.

Lee también   Wolfsburgo iría por Chicharito