Con la conciencia tranquila, el ex presidente de Cienciano, Juvenal Silva, decidió apoyar como aficionado al equipo en el triunfo 3-2 sobre Juan Aurich. Muy cómodo estaba el hombre en la tribuna, hasta que un grupo de hinchas lo ubicó y comenzó a insultarlo.

¡Hombre, pero por qué las ofensas! Bueno, pues los hinchas energúmenos le reprocharon que haya abandonado la presidencia del club sin pagarle el sueldo a los jugadores, además de dejar al equipo en zona de descenso.

Reprochándole el cinismo de acudir a presenciar el partido, le tundieron verborrea de la buena. Piropos como “ladrón” e “infeliz”, fueron algunas de las expresiones cariñosas que le brindaron. Pero el ex presi no se quedó callado y también se les puso al tiro con ademanes que acá son clarísimas mentadas de madre.

Pero no iba solo. Una dama (vayan ustedes a saber quién o qué es del buen Juvenal) sintió que las balas ofensivas iban dirigidas hacia ella y también se puso como cavernícola.

El hostigamiento tuvo duración de 90 minutos y prosiguió hasta la salida del estadio Elías Aguirre, donde al buen Juvenal no dejaron de echarle la culpa por la situación actual de Cienciano.

Lee también   DT del Valencia asegura que CR7 es el mejor de la historia