Sergio Ramos volvió a ser el héroe en la victoria del Real Madrid ante el Nápoles donde el defensor anotó un par de tantos otra vez de cabeza.

En ellos, hizo su característica celebración haciendo un gesto con la mano con si fuera un teléfono. Mucho se rumoreó que era una provocación a Lionel Messi, quien también hizo exactamente el mismo gesto el fin de semana pasado.

La periodista quien lo entrevistó preguntó que si lo había hecho por el argentino y con total negación respondió y aparté explicó por qué lo hacía:

“Para nada, es un gesto que hago desde hace bastante tiempo. Lo hice antes que Leo, tira de hemeroteca; yo lo hice en el Camp Nou. Va dedicado a mi hijo porque después de cada partido hablo con él por teléfono”, afirmó el español.

El tanto del defensor lo hizo llegar a 68 goles con los blancos, ubicándose en el segundo lugar  junto a Roberto Carlos como el defensa con más goles en la historia del Real Madrid. Más lejos está Fernando Hierro con 127.

Lee también   "Pep sí, Mou no"