El delantero del Everton inglés Wayne Rooney fue condenado por la justicia inglesa a 100 horas de trabajos sociales por haber conducido en estado de ebriedad. Además le quitarán su licencia de conducir por dos años. ‘Bad Boy’ fue capturado hace un mes en la madrugada cuando estaba con una mujer en su auto.

A esta sentencia se le suman otras malas noticias. Nike, Samsung y FIFA planean finalizar sus patrocinios con el jugador por sus constantes problemas extra futbolísticos.

El entrenador del Everton, Ronald Koeman, mostró su enfado por la situación de su jugador y mencionó que el club tendrá una gestión interna para determinar la multa que recibirá por mala conducta.

Lee también   Paraguayo sigue feliz de anotar el gol más rápido en su país