El entrenador chileno Manuel Pellegrini descartó convertirse en el nuevo técnico de la selección de su país “por muchos factores”, aunque deslizó que “en algún momento” se podría dar esa posibilidad.

Por ahora, afirmó, no está en sus planes tomar el mando de la Roja, que está acéfala después de la salida del argentino Juan Antonio Pizzi, tras no haber podido clasificarse al Mundial de Rusia 2018.

Desde el primer momento Pellegrini encabezó la lista de posibles candidatos, pero tal como ha ocurrido en ocasiones anteriores, Pellegrini insistió en que la selección debería marcar el final de su carrera a nivel de clubes.

Tengo contrato vigente (con el Hebei Fortune de China). Hay muchos factores, no es para analizarlo ahora“, dijo Pellegrini a los periodistas en el aeropuerto de Santiago, tras llegar al país para unos días de vacaciones.

Descartado Pellegrini, la lista de posibles seleccionadores de Chile se ha reducido a unos cuantos nombres, después que hace pocos días fue borrado en los mentideros del fútbol el nombre de Ricardo Gareca, en quien pensaban algunos para el caso de que Perú no lograra avanzar al mundial de Rusia.

La clasificación peruana dejó como primera opción, aunque sólo latente, al argentino Gerardo Martino, con menciones para su compatriota Matías Almeyda, actual técnico de las Chivas de Guadalajara, en tanto que hace algunas semanas se conoció la negativa de Eduardo Berizzo, actual entrenador del Sevilla..

También se comentó que el sueco Sven Goran Eriksson, de dilatada trayectoria en clubes y selecciones, había enviado su currículo a Chile, mientras en Uruguay Martín Lasarte dijo que le encantaría, lo mismo que el colombiano Reinaldo Rueda.

Lee también   Memo Ochoa saldría del Málaga pronto

En el inconsciente colectivo de los aficionados chilenos, en tanto, permanece como el preferido Marcelo Bielsa, señalado como el punto de origen del ciclo virtuoso que lució la Roja desde su paso por el banco. Pero, por ahora el Loco no pasa de ser el sueño y la ilusión de muchos.

  • Rodrigo

    México y Costa de Marfil mordieron el anzuelo con Eriksson, a ver si Chile no cae en lo mismo.

    Almeyda antes regresa a Argentina que ir a otro lado.