Ángel María Villar, quien permanece desde el pasado 21 de julio en prisión provisional tras ser detenido en el marco de una operación anticorrupción, ha presentado su dimisión como vicepresidente de la UEFA y miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA, informaron a EFE fuentes del órgano rector del fútbol europeo.

A través de una carta remitida al presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, el día 26 de julio, Villar “presentó su dimisión como vicepresidente de la UEFA y miembro del Comité Ejecutivo de la UEFA con efecto inmediato” por lo que “ya no tendrá funciones oficiales” en la organización, según comunicaron a EFE fuentes de la UEFA.

Este organismo añadió que el dirigente español “ya no presidirá el Comité Legal, ni ocupará puesto alguno en el Consejo de Estrategia del Fútbol Profesional, ni tampoco en el del Estatuto, la Transferencia y los Agentes de Jugadores y Partidos”.

Villar, que llegó a la presidencia de la Federación Española en 1988, entró en el Comité Ejecutivo de la UEFA en 1992 y desde 2002 ocupaba una de las cinco vicepresidencias, la primera hasta el pasado 5 de abril, cuando en el 41º Congreso celebrado en Helsinki el sueco Karl-Erik Nilsson le reemplazó.

En dicho congreso Villar continuó con cargo de vicepresidente y también fueron elegidos como tales el portugués Fernando Gomes, el ucraniano Hryhoriy Surkis y el alemán Reinhard Grindel. Su condición de presidente primero cuando el francés Michel Platini fue sancionado por la FIFA y tuvo que dejar la presidencia de la UEFA hizo que Villar asumiera las funciones de éste.

Ángel Villar llegó a presentar su candidatura a presidir la UEFA en las elecciones del año pasado, pero finalmente la retiró antes de las votaciones, en las que el esloveno Aleksander Ceferin ganó el cargo al otro aspirante, el holandés Michael Van-Praag.

Lee también   "Igual le damos un valium a Ibra" : Allegri

“El presidente de la UEFA, Aleksander Ceferin, ha aceptado la carta de dimisión del señor Villar Llona y le ha agradecido sus muchos años de servicio al fútbol europeo. Teniendo en cuenta los procedimientos judiciales en curso en España, no tenemos más comentarios que hacer sobre este asunto”, apunta la UEFA.