Marco Fabián falló un penal ayer que pudo ser determinante para su equipo en el Clásico Tapatío. Al final del juego, a la salida del estadio, una sección de los aficionados identificó el carro de la familia del mediocampista del Rebaño y arremetió en su contra.

Al principio se pensó que habían sido hinchas del propio Guadalajara los que, enojados por el resultado, atacaron a Marco sin contemplaciones. Por fortuna “sólo” se reportaron daños al vehículo y los pasajeros salieron ilesos.

Hoy por la tarde Marco Fabián, dolido por su increíble error y asustado por lo ocurrido al final del partido, declaró que no se trató de un ‘atentado’ de barras rojibancas, sino que fueron atlistas y “probablemente de la Barra del 51”.

“Estoy tranquilo”, dijo el jugador del Guadalajara al corroborar el ataque sufrido no por chivas, sino por fanáticos rojinegros.

Lee también   Julio Nava reapareció tras cumplir la suspensión por dopaje
  • phate

    pendejazo

  • Erik

    Rojinegros?!?! jaja Quiénes apedrearon el camión del rival? quiénes incendiaron papel en la tribuna? los mismos “ñiles” inadaptados y villamelones que en su estadio aventaron objetos a la cancha. Y se enojan los chivos por lo que dijo Vergara, que quisiera la afición que tiene el Atlas