BAY 3-0 HAN | ¿Renacer bávaro?


Una fría tarde en el Allianz Arena fue el escenario para el reencuentro del Bayern de Munich con su público y, en alguna medida, con el buen futbol. Ante un contexto cuasi dramático, en el que el director técnico Lois Van Gaal, casi no contaba con jugadores regulares del once inicial, los suplentes sacaron una victoria ante el Hannover 96 que se antojaba muy complicada. En especial, el hasta ahora reserva, Mario Gomez quien se despachó con su primer triplete en el cuadro alemán y que, de paso, terminó con una sequía goleadora que se remontaba hasta la fecha 22 del torneo anterior.

No se puede decir que el partido de hoy, correspondiente a la fecha 8 de la Bundesliga, fue el mejor, ni mucho menos. En realidad se trató de un juego con un ritmo menor al que nos tienen acostumbrados los juegos de la primera división alemana. Sin embargo, sí se puede afirmar, que por primera vez en el campeonato el Bayern manejó el partido, a partir del control del marcador. En efecto, a pesar de que el Hannover 96 en un inicio tuvo una mayor posesión del balón y generó un par de oportunidades de gol, el Bayern aguantó bien parado atrás y en un descuido de la defensa del equipo visitante, sumado a una brillante combinación entre Hamit Altintop y Mario Gomez, anotó el primer gol del cotejo. Prácticamente, esta es la primera vez en todo el campeonato, en la que Bayern se adelanta en el marcador y, con esta ventaja, el equipo muniqués lució cómodo y sorprendentemente seguro en la zona defensiva y de contención y efectivo en el frente.

  • 3Bayern Munich
  • 0Hannover 96
Bayern: Butt; Lahm, Braafheid (Schweinsteiger 65’), Kroos, Badstuber; Tymoschuk, Altintop, Ottl, Pranjic; Gomez, Müller. DT Louis Van Gaal


Hannover: Fromlowitz; Schulz, Rausch, Avevor, Cherundolo; Pinto (Djakpa 26’), Stindl, Schmiedbach; Ya Donan, Forssell (Hanke 60’), Stoppelkamp (Schlaudraff 79’). DT Mirko Slomka
Goles: 0-1 Gomez (21’), 2-0 Gomez (77’), 3-0 Gomez (90’)
Árbitro: Marco Fritz
Incidencias: Octava jornada de la Bundesliga disputada en el Allianz Arena de Munich ante 60 mil espectadores

Por su parte, Mirko Slomka director técnico del Hannover 96, planteó un partido inexplicablemente conservador ante la larga lista de ausencias del Bayern y la enorme presión bajo la que se encuentra dicho equipo. El club de la Baja Sajonia se paró con una línea de 4 atrás y un medio campo muy poblado, con 5 jugadores. El único referente ofensivo fue Forssell, quien se vio muy aislado en medio de la parchada defensa muniquesa. Pero incluso, una vez abajo en el tanteador, la respuesta del Hannover fue menos que tímida y, salvo un error de Butt ya en la segunda mitad, realmente no tuvo ninguna oportunidad clara para empatar el partido.

Ante esto, el Bayern metió el acelerador en la seguda mitad del complemento y consiguió un par de goles más por la misma (efectiva pero improbable hasta ahora) vía: Mario Gomez. El segundo gol del ex delantero del Sttutgart fue producto de una maniobra individual, un toque rápido con Kroos y un disparo potente que dejó sin oportunidad al portero Fromlowit. El tercero fue consecuencia de un excelente remate, después de un gran centro de Müller, ya en tiempo de compensación.

En la cuestión táctica-técnica, Van Gaal muestra que ha sacado algunas conclusiones o alternativas importantes. La primera es que ni aún con un equipo altamente diezmado le dará juego a Martín Demichelis. Prefirió usar en la posición natural del argentino, la defensa central, a Anatoly Tymoshchuck. Esta es una muestra clara de que Demichelis está fuera de los planes del estratega holandés y virtualmente fuera del club. La segunda es que el peusto por la delantera es una disputa más abierta que nunca. Habrá que esperar a ver el rendimiento que Gomez tenga en el partido del martes por la Champions ante el Cluj rumano. No obstante, después del triplete de hoy, “Super” Mario Gomez ganó importantes puntos ante su técnico. Una vez que Klose esté recuperado habrá que ver a cual de los arietes se le da la preferencia. En tercera, se demostró la utilidad y ductilidad de varios jugadores que, de estar habilitadas todas las “estrellas” del equipo, probablemente arrancarían en la banca: Braafheid en la lateral izquierda, Altintop por la media derecha, Tymoshchuck en la defensa central, Pranjic en la media de conteción o en la lateral izquierda, Kroos en varias posiciones del medio campo y Gomez en la delantera.

Para el Bayern, esta victoria es una bocanada de oxígeno puro. El triunfo no pone al club de Bavaria en las primeras posiciones ni mucho menos, pero sí destensa el ambiente al interior del equipo. Es uan victoria mucho más importante en lo anímico que en términos de la lucha por la “ensaladera”. Para el Hannover 96, en condiciones más habituales hubiera sido una derrota calculada a priori, sin embargo en el contexto actual, es una paso hacia atrás ya que mostró un futbol inoperante y poco efectivo. El Bayern, con este resultado, llega a 11 puntos y se coloca por el momento en la novena posición; el Hannover se queda con 13, pero permanece en la parte alta de la tabla, en quiento lugar.

El escenario de un renacimiento todavía es una quimera para el Bayern, pero este resultado es alentador para el cuadro muniqués, sobre todo ante la sorpresiva derrota del Mainz a manos del Hamburgo en el último minuto de juego. Por ahora los misiles de Bavaria apuntan a un nuevo objetivo: alcanzar paulatinamente al nuevo líder de la Bundesliga, el Borussia Dortmund.

(Por Carlos Chávez Becker)

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • Daniel Allende

    bien