BAY 3-2 CLUJ | Suerte Muniquesa

Foto: AFP

Cinco goles fueron anotados está noche en el Allianz Arena de Munich, cuatro de ellos impulsados a las redes por jugadores del Cluj, y sin embargo el marcador final fue de 3-2 con victoria y tres puntos para el cuadro bávaro.

El encuentro de este martes por la Champions League marcaba una gran oportunidad para continuar con lo hecho el fin de semana por el campeón alemán, que tras una serie de malos resultados por fin conseguía la victoria contra el Hannover 96. El rival en turno, el Cluj de Rumania, no aparentaba representar mayor peligro para el cuadro de Louis Van Gaal. Aún así, el Bayern se las arregló para complicarse un partido que a priori lucía por demás accesible.

  • 3Bayern
  • 2CFR Cluj
Bayern: Butt; Lahm, Badstuber, Tymoschuk, Pranjic; Schweinsteiger (Braafheid 80’), Ottl, Altintop, Muller; Kroos, Gomez. DT Louis van Gaal


CFR Cluj: Stancioui; Piccolo, Rada, Cadu, Panin; Dica, Kivuvu, Bastos (Hora 56’), Culio; De Zerbi, Traoré (Bjelanovic 76’). DT Sorin Cârţu
Goles: 0-1 Cadú (28’), 1-1 Cadú (autogol 32’), 2-1 Panin (autogol 38’), 3-1 Gomez (77’), 3-2 Culio (86’)
Árbitro: Martin Atkinson
Incidencias: Jornada 3 de la Fase de Grupos de la UEFA Champions League, realizada en el Allianz Arena ante 64 mil espectadores.

El entrenador holandés realizó solo una modificación al cuadro que resultó victorioso el fin de semana ante el Hannover, dejando en el banquillo al lateral Edson Braafheid y reintegrando a la oncena titular a Bastian Schweinsteiger.  Las acciones dieron inicio con un Bayern dominando, como es costumbre, la posesión del balón e intentando con inagotables pases laterales buscar un hueco en la cerrada defensa de los ferrocarrileros rumanos.

Poco peligro hubo en ambas metas, hasta que en un tiro libre al minuto 28, Cadú remató un centro pasado a segundo poste, ante la complacencia de la central del Bayern y del meta Butt. De esta manera el Cluj se encontraba con la ventaja en el marcador contra todos los pronósticos.

Sin embargo, efímero fue el gusto para el equipo rumano y para el mismo Cadú, pues tan solo 4 minutos después una incursión al área por parte de Toni Kroos derivó en un centro buscando un remate de Mario Gomez, que fue torpemente cortado por el jugador rumano que anotó en propia puerta para emparejar los cartones.

Para añadir insulto a la herida, 5 minutos después la historia se repite. Un tiro de esquina ejecutado por Holger Badstuber cae en el área chica, y en un rebote, Panin se encarga de anotar el segundo autogol del encuentro, poniendo al subcampeón de Europa en ventaja de manera por demás fortuita.

Con el marcador a su favor, el Bayern se encargó de dominar el encuentro controlando la posesión del balón pero sin hacer peligrar demasiado la meta rumana. El mezquino juego del equipo local ocasionó que el final del primer tiempo y el inicio del segundo se tornasen insufribles, y que la afición en el Allianz Arena empezará a abuchear a su propio equipo.

Al minuto 77, la suerte una vez más le sonrió a “La estrella del sur”. Un disparo a puerta por parte de Toni Kroos fue detenido por el arquero del conjunto rumano, y el posterior despeje  rebotó en las piernas de Mario Gomez que, prácticamente sin darse cuenta, anotó el 3er gol para el Bayern y su 4to en 2 partidos. El juego se tornó aún más soporífero, pues los constantes toques del balón en posiciones prometedoras para el Bayern se negaban a convertirse en disparos a gol por parte de Altintop, Müller o Gomez. Cuando el bostezo y el abucheo invadían el ya de por sí frio clima en Munich, una descolgada por parte de Culio aprovechó los errores de la última línea del equipo alemán, y tras un rebanón, puso el marcador 3-2 poniendo un poco de drama a los minutos finales del encuentro.

No obstante las últimas incursiones del Cluj, este no sería el día para el equipo de ‘Dracula’, y el marcador terminaría con un 3-2 que pone al Bayern de Munich con 9 puntos y record perfecto después de 3 partidos. Sin embargo hay que recalcar que desempeño en la cancha muestra una cara completamente incierta y preocupante para los aficionados del gigante alemán, pues siguen mostrándose las mismas falencias que han aquejado al equipo durante toda la temporada: falta de contundencia y seria fragilidad defensiva. Las ausencias de Franck Ribery y Arjen Robben se hacen sentir cada vez más en un equipo que, a pesar de mantener la posesión del balón durante largos periodos del encuentro, se muestra incapaz de generar la dosis de peligro que los catapulto hacia la final de la Liga de Campeones la temporada pasada.

(Por Benjamín Gutiérrez Becker y Carlos Chávez Becker)

Redacción ( Redacción )

Perfíl Futbolsapiens: Redacción
Sígueme en:

Desde la web