En el descanso de invierno, Betis ilusionaba a muchos con su magnífico andar en la Liga. Sin embargo, el receso le afectó en demasía al equipo que entró en una racha negativa de resultados y de juego, por lapsos. Mucho de ésto sucedió en parte gracias a que el motor del equipo, Beñat Etxeberría, había desaparecido en el terreno de juego.

En España mucho se habla de que el Betis no depende de Beñat, sino que también cuenta con jugadores de alta calidad como Rubén Castro y Jorge Molina, entre otros. Pero ayer, en el Benito Villamarín y ante un Málaga irreconocible, Beñat regresó a su mejor nivel y como consecuencia, el cuadro bético consiguió ganar finalmente ya que no lo hacía desde el 13 de enero, cuando derrotó 2-0 al Levante por la Liga BBVA.

Con dos asistencias y provocando el penal para el tercero, Etxeberría cortó una racha de 7 partidos sin conocer la victoria para el cuadro dirigido por Pepe Mel (4 derrotas y 3 empates). Sin duda alguna, esta podría ser la última temporada del mediocampista en el Betis.

Lee también   El Tabique del Amo