BOY | No le obsesiona el título

El lesionado defensor Mauricio Romero presiente que el equipo está “cerca de algo lindo”.

A pesar de tener una trayectoria como técnico de más de 20 años, Tomás Boy no ha conseguido disputar ni una sola final, por lo que verse tan cerca y con posibilidades de alcanzar su primer duelo por el título debería ser una motivación grande para el Jefe. Pero Tomás Boy se mantiene concentrado en los dos partidos de la serie semifinal contra Cruz Azul y aprovecha para hacer declaraciones sobre diversos temas.

A Tomás aún no se le olvida la eliminación a manos de Cruz Azul un año y medio atrás por una sencilla razón, se sintió injustamente eliminado, sin embargo, dijo que esta serie será muy diferente. “No me quiero quedar en el pasado, pero realmente esa eliminatoria la dominamos por completo, en el partido de vuelta el equipo alcanzó un nivel altísimo de juego, tuvimos un arbitraje muy malo, esa eliminatoria debió haber sido para nosotros, pero aunque sea el mismo adversario, no implicará nada, porque es otra cosa, hay que enfrentarlos de forma diferente”.

Sobre su rival, no profundizó mucho sobre la táctica, pero sí mencionó que no descartan definir la serie desde el duelo de ida, dados los buenos resultados que cosechó en condición de visitante durante la fase regular. Eso sí, acotó que de todos los juegos en que salió del Morelos, contra Cruz Azul fue el más complicado.

También comentó sobre las declaraciones de la prensa alabando a las dos canteras que se enfrentarán en el otro duelo, Chivas y Pumas. “Acá también hemos trabajado muy bien con la cantera, el primer equipo cuenta casi con 10 jugadores de cantera. Elías Hernández, Francisco Doramé, Adrián Aldrete, Kalú Gastélum, Ismael Pineda, Carlos Rodríguez, Sepúlveda, hay varios jugadores que se han vuelto importantes en el equipo porque la cantera está haciendo su trabajo y lo está haciendo bien”.

Sobre la falta de títulos en su carrera como estratega, comentó que no le obsesiona disputar una final ni conseguir un campeonato, pero consideró que éstos “adornan las trayectorias”. “Está la pasión de mi parte, pero no hay ningún tipo de obsesión. Es evidente que un título siempre adorna una trayectoria, le da un sentido, pero yo lo veo por el lado de los jugadores que están ávidos de algo como grupo, de algo importante y además lo están haciendo partido a partido, el equipo ha dado en lo individual saltos de calidad importantes, vamos a ver hasta dónde llega este crecimiento”.

Para finalizar, se quejó del color del balón con el que se juega la Liguilla del fútbol nacional. Dice que no entiende cómo es que eligieron un tono gris con detalles negros para el balón. “El color del balón no es una cosa buena, es muy malo, es un color gris que no se aprecia en las noches, es un color muy malo para los porteros y para las referencias. En todos lados en el mundo el balón se distingue, pero es una cosa increíble que se haya jugado con este balón en la liguilla, es malísimo. Este balón es un factor, es gris con negro, en la noche no se distingue, tendría que ser blanco, no lo puedo creer”.

Y en otro orden de ideas, aunque con la misma ambición de que el equipo avance para disputar el título, el defensa argentino Mauricio Romero, que se encuentra recuperándose de la fractura que sufrió en marzo, manifiesta que tiene sentimientos encontrados, porque el paso del equipo lo ilusiona bastante pero con la mala espina de no poder estar en la cancha. Aún así, el Pampa presiente que el equipo puede alcanzar mayores instancias. “Me pone muy feliz ver a mis compañeros ver en el lugar donde están, pero a la vez triste por no poder estar con ellos en este momento tan importante, en el cual se presiente que estamos cerca de algo lindo, de mí parte les brindaré toda la fuerza y el apoyo desde lo que pueda”, finalizó.

Redacción ( Redacción )

Perfíl Futbolsapiens: Redacción
Sígueme en:

Desde la web