CHE 1-0 FUL | Regresa a la normalidad

Foto: AFP

La atención se centraba en Manchester. El duelo entre vecinos, por el momento que viven ambos y por la trascendencia del juego, sonaba mucho más tentador que el juego del líder de la Premier. Pero resulta que el City vs ManU no era el único Derby que se jugaba en Inglaterra.

  • 1Chelsea
  • 0Fulham
Chelsea: Cech; Cole, Terry, Bosingwa (Ferreira 89’), Ivanovic; Zhirkov, Mikel, Essien, Malouda (Ramires 78’); Drogba, Kalou (Sturridge 85’). DT Carlo Ancelotti


Fulham: Schwarzer; Hangeland, Hughes, Briggs (Gera 79’), Kelly; Etuhu (Johnson 62’), Murphy, Duff, Davies; Dembele, Dempsey. DT Mark Hughes
Goles: 1-0 Essien (30’)
Árbitro: Martin Atkinson. Expulsó a Essien (90’)
Incidencias: Jornada 12 de la Premier League 2010-2011, realizada en Stamford Bridge

Aquellos que han visto el fútbol inglés en tiempos anteriores a la Premier, aseguran que el Chelsea – Fulham es el verdadero Derby londinense. Y a pesar de que últimamente ha cobrado mayor relevancia el juego contra Arsenal, por historia, Chelsea no puede permitirse una derrota ante los Cottagers. Menos aun con la reciente caída ante Liverpool.

De local y después de sufrir el primer revés en el campeonato el domingo pasado, Chelsea salió al terreno de juego con la idea muy clara de desplegar su juego ofensivo y de mucha posesión del balón. Por su parte, el Fulham ha venido demostrando inconsistencia en su juego, por lo que salió como víctima clara de los locales. Y los pronósticos se cumplieron. Chelsea dominó por completo, retuvo el balón la mayor parte del tiempo y desde un inicio estableció diferencias.

Drogba, a pesar de su baja de juego por la malaria que le fue diagnosticada, fue un elemento incisivo en los ataques locales. Justo a la media hora de juego, cuando Fulham comenzaba a animarse a llegar al área rival, el marfileño recibió un balón cercano a la banda, que centró con claridad para que Essien marcara de cabeza el primer gol para su equipo. Chelsea produjo más llegadas por conducto de Kalou antes del silbatazo del entretiempo, pero no pudieron concretarlas.

Para el complemento, los Blues no cesaron en su intento por controlar el balón y el medio campo, lo que aunado a la poca resistencia del Fulham dio por resultado un partido relativamente sencillo para Chelsea, a pesar de algunos tiros aislados de los Cottagers. Mientras, Kalou, Essien, Drogba y compañía, intentaban aumentar el marcador tirando desde fuera del área, mandando centros y acercándose por las bandas. Nada cambió.

Cuando el partido finalizaba y sin mayor emoción que el gol, el autor del mismo, Michael Essien, decidió recuperar protagonismo pero de manera negativa para su equipo, al hacerse expulsar al minuto 90 por una falta sin sentido en medio campo que le valió su segunda amarilla. La única mancha del Chelsea en un juego que ganó, dominó y no recibió gol. Mejor aún, mantuvo la punta del torneo.

Y aunque el partido no ofreció gran espectáculo, para el aficionado que sabe de la importancia -venida a menos- de un juego contra Fulham, no hay mejor sabor de boca que una victoria en un Derby.

(Por: Daniel Serrano)

Redacción ( Redacción )

Perfíl Futbolsapiens: Redacción
Sígueme en:

Desde la web