CHE 2-1 ZIL | Se consuela en Europa

Imagen: AFP

Realidades muy distintas son las que viven Chelsea y Zilina, rivales de esta jornada en Stamford Bridge por la quinta jornada de la Champions. El Chelsea, líder de la Premier y de su grupo europeo, atraviesa por una crisis de resultados en la competición liguera que pone en entredicho el alto nivel de juego que han venido mostrando. Mientras, el Zilina llega a Londres todavía con la ilusión que le representa jugar Champions por primera vez en su historia, pero en el papel de víctima y posiblemente por goleada.

  • 2Chelsea
  • 1Zilina
Chelsea: Turnbull; Ferreira, Ivanovic, Van Anholt, Bruma; Malouda, Ramires, Kakuta (Kalou 46’), McEachran (Mellis 92’); Drogba, Sturridge (Anelka 74’). DT Carlo Ancelotti


Zilina: Dúbravka; Guldan, Pečalka, Angelovič, Piaček; Jež, Vladavic (Rilke 90’), Gergel, Bello; Oravec (Ceesay 64’), Majtán (Poliaček 85’). DT Pavel Hapal
Goles: 0-1 Bello (19’), 1-1 Sturridge (51’), 2-1 Malouda (86’)
Árbitro: Robert Schörgenhofer (ALE)
Incidencias: Jornada 5 de la Champions League 2010-2011, realizada en Stamford Bridge, de Londres

Ancelotti presentaba un once inicial con varios suplentes, convencido de que la clasificación a octavos obtenida la jornada anterior y el débil rival, podrían ser una prueba sencilla de superar. Y en el papel lo era: cuatro derrotas seguidas y quince goles en contra por sólo uno a favor, tienen a los dirigidos por Pavel Hapal con las horas contadas en esta competencia.

Empezó el juego y los blues dominaban infructuosamente con llegadas de Drogba, de los pocos habituales que inició, y Daniel Sturridge. Transcurría con normalidad el juego, hasta que al Zilina se le ocurrió cambiar papeles y en un avance a velocidad, bien resuelto con una pared fuera del área grande, se adelantó en el marcador con gol del nigeriano Bello. Sorpresa en Stamford Bridge y los recuerdos de recientes derrotas ante rivales caseros de igual envergadura que el Zilina, ponían de nervios a los asistentes. Una verdadera sorpresa tomando en cuenta que hasta antes de ese tanto, el conjunto amarillo sólo había conseguido otro gol, también ante Chelsea, en los cuatro partidos previos.

Se iba el primer tiempo y la campanada de la jornada se presentaba en Londres. A pesar de la ausencia programada de varios titulares blues, una derrota parcial ante el modesto cuadro eslovaco estaba definitivamente fuera del presupuesto de Ancelotti. Decidió ingresar al marfileño Kalou por el francés Kakuta, buscando que el ataque fuera más ordenado. Lo obtuvo apenas empezado el segundo tiempo con el gol de Sturridge al 51’, asistido precisamente por el recién ingresado Kalou.

El gol calmó los ímpetus de los ingleses, que se dedicaron, ahora sí, a desplegar el buen fútbol que los tienen liderando las competencias inglesa y europea. Llegadas con mayor orden, toques más precisos y un control casi total del balón para los locales. Los eslovacos, de un nivel visiblemente inferior, aguantaron estoicamente y se quedaron a cuatro minutos de llevarse un punto, su primero, de Stamford Bridge. Pero la lógica pesa. Al ingresar Anelka, se asoció con Drogba para agilizar los ataques, hasta que la resistencia eslovaca cedió al minuto 86, en una jugada por la banda que terminó rematando en el área chica el francés Malouda para sentenciar la voltereta y la quinta victoria en fila, de cinco juegos, que tranquilizan al Chelsea, aunque sin convencer plenamente a sus aficionados.

Zilina se regresa a casa con una derrota más; Chelsea sigue avante con una victoria más. Ambos siguen viviendo sus respectivas realidades.

(Por: Daniel Serrano)

Redacción ( Redacción )

Perfíl Futbolsapiens: Redacción
Sígueme en:

Desde la web