En acción sabatina de la fecha 29 de la Premier League, el líder Chelsea se presentó en la cancha del Stoke City, donde con un gol tardío sacó los tres puntos que lo mantienen alejado en la punta de la tabla general.

El primer gol que adelantó a los Blues cayó a los 13 minutos con tiro libre directo Willian que disparó colocado a la esquina izquierda y se pudo meter en el marco gracias a la pésima ubicación del portero Lee Grant.

Sin embargo, los Potters igualaron los cartones al 38′ gracias al cobro de penalti que anotó Jonathan Walters tras recibir la falta de Gary Cahill dentro del área.

Cahill pudo lavar su error y convertirse en el héroe del juego, cuando al 87, en un tiro de esquina, David Luiz remató el balón de cabeza, pero al ser bloqueado por la defensa el rebote le cayó a sus pies y no dudó en disparar directo a portería y poner el 2-1 que Antonio Conte celebró con júbilo.

A falta del juego del Tottenham el día de mañana, Chelsea tiene, por el momento, una ventaja de 13 puntos sobre los Spurs que claramente lo perfila para ganar su sexto título de liga.

Lee también   Terry no renueva e interesa en China