COL 3-2 BAY | Colonizaron al Bayern

Köln 3-2 Bayern Munich
Fue un partidazo. La liga alemana, siempre intensa y dinámica, ofrece futbol abierto, espectacular, de volteretas. El mejor ejemplo, Colonia-Bayern de hoy.

Los que lo vieron lo saben. Si parpadeaban, se perdían una oportunidad clara. ¿De quién? No importa. De todos. Mario Gómez, Müller, Pranjić y Ribèry una y otra vez pisaron el área con posibilidades serias de marcar. Enfrente, los locales, también lo hacían mediante Podolski y Novakovič.

  • 3Köln
  • 2Bayern munich
Köln: Rensing; Mohamad, Eichner,Brecko, Pedro Geromel; Lanig, Peszko (Ehret 90′), Matuszczyk, Clemens (Yalcin 91′); Podolski, Novakovic (Jajalo 81′). DT Schäfer


Bayern: Kraft; Lahm, Badstuber, Schweinsteiger, Tymoschuk, Altintop (Ribèry 64′), Otti, Pranjic, Luiz Gustavo (Klose 78′), Gómez, Müller. DT Louis Van Gaal
Goles: 0-1 Gómez (22′), 0-2 Altintoo (43′), 1-2 Clemens (55′), 2-2 Novakovic (62′), 2-3 Novakovic (74′)
Árbitro: F. Zwayer
Incidencias: RheinEnergieStadion, Colonia, Alemania.

Adelantemos el recuento de los goles y viajemos al minuto 62′, cuando el partido ya estaba 2-2 Antes de eso, el partidazo estaba hecho, con goles, atajadas, combinaciones espectaculares y un ida y vuelta endemoniado. Pero hasta el empate a dos comenzó lo irreal. Colonia atacó como quizá nunca lo hizo en la temporada. Por un lado, por el otro. Pisaban el área, hacían cambios de juego, inventaban paredes, se apoyaban atrás, enviaban centros, disparan de fuera del área. Detalle a tomar en cuenta para comprender lo que se vivía: las Cabras perdían 0-2, empataron y se querían devorar a su rival.

Y lo hicieron. Novakovič se disfrazó de héroe al 73′ y alegró a toda la ciudad cuando resolvió galantemente un 3-2 imposible. En ese momento el estadio no era sino un albergue de dementes que brincaban de un lugar a otro y reventaban sus gargantas en todo lo alto. Estaba escrito lo improbable.

Entonces, vino lo bueno. Bayern, el siempre poderoso, convirtió su juego serio y potente en un vendaval de ocasiones de gol. Era empatar o empatar. Así lo entendieron y transformaron un juego peleado en un laboratorio de jugadas ofensivas. Rensing, el portero rojo, sufría y sufría, pues continuamente encontraba balones que deseaban perforar sus redes. ¿Hablé de la locura en el RheinEnergieStadion? Pues aumentaba. Aún ahogados bajo la presión bávara, Colonia generaba contragolpes furiosos, muchos de ellos, desperdiciados por no saber apagar el afán a gloria.

Sin duda, uno de los mejores segundos tiempos de la Bundesliga.

Y se terminó. Bayern perdió ante un equipo en zona de descenso, pero que jugó como campeón. Al silbatazo el estadio enloqueció y los jugadores locales se abrazaron como si ya se hubieran salvado .

No era para menos. Remontaron dos goles, vencieron a un grande y jugaron como genios.

Jairo Martínez ( Jairo )

Perfíl Futbolsapiens: Jairo Martínez
Sígueme en:

Desde la web

  • luis

    ps como no barak si iban perdiendo 2 a 0 y dan la vuelta a 3 2 hasta el mismo bayern hubiera festejado a si