Costa de Marfil amarró su pase a la siguiente ronda de la Copa Africana de Naciones tras superar este jueves por 2-0 a su similar de Burkina Faso, en un duelo donde se esperaba mucho más del equipo marfileño que ha quedado a deber y en serio en sus dos presentaciones hasta ahora.

Salomon Kalou a los 16′, convirtió el primer gol del partido con una definición potente que dejó sin chances al portero rival.

Pero cuando todos pensaban que la selección comandada por Drogba y compañía daría una exhibición ante un rival muy pobre en todas sus líneas, con errores graves y carente de técnica individual, el partido dio un giro lamentable, con una selección marfileña caminando en la cancha y con un rival que quiso pero que de plano no tuvo para empatar, se quedó corto en todo y sin opciones de nada.

Para acabarla de rematar, el segundo gol del partido llegó por la vía de un autogol de Koné, donde quiso despejar con la cabeza y metió un señor golazo peinando hacia atrás, tristemente para él y su equipo, estaba en el marco equivocado.

Costa de Marfil decepciona en lo futbolístico pero consigue su pase en la Copa donde deberá subir mucho el nivel si aspira a llegar lejos.

Lee también   Un DT muy detallista
  • Briano

    La verdad considero a Costa de Marfil como la selección más completa de África en la actualidad, pero sigue siendo una selección muy “Pecho Frío”