El técnico de los Xolos de Tijuana, Joaquín del Olmo, considera que su equipo hizo un gran partido en la final del Clausura 2011, a pesar de la derrota, y sigue en el camino correcto a la Primera División, sobre todo por el hecho de que el camino termina en su estadio, el Caliente de Tijuana.

“Nosotros sí venimos a dar la cara ante los medios, consideramos una falta de respeto no salir a dar la cara”, comentó el estratega nacido en Tampico, Tamaulipas, respecto a la actitud evasiva ante los medios de los freseros. “Nosotros tratamos de hacer un juego inteligente, no puedo culpar a los muchachos de ninguna manera pues dieron un gran juego. Ellos tuvieron una clara y la metieron, por allí cabezazos pero no inquietaron demasiado. Estamos muy tranquilos pues tenemos otra oportunidad para ascender y lo mejor es que será en Tijuana, en nuestra casa”.

Sobre el planteamiento táctico presentado en la Final de vuelta, dijo que su intención fue netamente ofensiva y los cambios respondieron a las circunstancias del juego. “Desde que llegué supe que tengo un grupo muy interesante y que entre quien entre hará un buen trabajo, aquí no fue la excepción por eso me voy conforme con los chavos. Lo de Raúl (Enríquez) y Mauro (Gerk) fue porque no consideramos necesario usarlos pues estábamos haciendo bien las cosas, tuvimos que echar mano de ellos cuando cayó el gol y no funcionó”.

Y para finalizar, ya con miras a la serie que definirá el Ascenso a la Primera División, dijo que el equipo no regresará a Tijuana y que prefiere esperar al miércoles para evitar el largo viaje a casa, por lo que buscará junto con la directiva un lugar cercano -como Querétaro o en la misma ciudad guanajuatense- para entrenar hasta el juego de ida, de nuevo contra el Irapuato.

Lee también   DIEGO | Lo suspenden por lanzar penal