La policía brasileña detuvo hoy al presunto lanzador de un retrete en un estadio de fútbol en la ciudad de Recife (nordeste de Brasil) que provocó la muerte de un aficionado al que le cayó encima.

Según informó hoy la Policía Civil del estado de Pernambuco, el detenido, de 23 años, admitió su participación en los hechos e identificó a otros dos cómplices. Su localización fue posible gracias a las denuncias telefónicas anónimas en un número de la policía.

Los hechos sucedieron el viernes, al finalizar un partido de la segunda división brasileña entre el Santa Cruz de Recife y el Paraná, cuando un aficionado de 26 años, Paulo Ricardo Gomes da Silva, murió mientras estaba en los alrededores del estadio y le cayó el retrete lanzado desde la gradería del estadio Arruda.El retrete había sido arrancado de uno de los baños del estadio. Otras tres personas resultaron heridas como consecuencia del impacto del retrete.

La víctima era aficionado del Sport Recife, otro equipo de la ciudad cuya hinchada está hermanada con la del Paraná, a la que fue a dar su apoyo en el partido.

La muerte de Gomes da Silva, que fue enterrado el domingo, conmocionó a Brasil, al producirse a pocos días de que empiece el Mundial de fútbol precisamente en una de las 12 ciudades sede del torneo. El ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo, calificó hoy el episodio como un “barbarie”. “No es posible imaginar que alguien va al estadio para darse el trabajo de arrancar un retrete y lanzarlo a otro hincha”, afirmó.

Fuente: xinhau en español

Lee también   Volvió Maracaná