Seydou Keita transformó el lanzamiento decisivo en la tanda de pénaltis que llevó a Mali al triunfo sobre Gabón y su clasificación para las semifinales de la Copa de África, donde se medirá a Zambia.

Ocho años después, desde Túnez 2004, Mali retorna a unas semifinales de la competición. A un paso de la final, su mejor registro hasta el momento, en Camerún 1972.

Gabón, que había sido la selección más fuerte de la primera fase, la única que había completado sus tres encuentros con triunfos, desperdició numerosas ocasiones. Pudo sentenciar, pero permitió la resurrección de Mali, que, tras empatar, se sostuvo hasta los pénaltis, donde Keita marcó el tanto decisivo.

Gabón encerró a Mali en su campo. Sus ocasiones se multiplicaron desde el principio. Eric Mouloungui tuvo una de las más claras. Después las oportunidades se continuaron. Pierre Emerick Aubameyang se plantó solo ante el meta Soumbeyla Diakite y disparó al palo.

El atacante dispuso de otra a continuación. Pero no vio puerta. El descanso salvó a Mali, sometido al dominio de su rival.

Gabón encontró puerta al inicio de la segunda parte. El acoso tuvo premio. Un centro desde la banda izquierda pone el balón en disposición de Aubameyang. El jugador del Saint Etienne encuentra a Eric Mouloungui y el atacante del Olympique de Niza adelanta al conjunto gabonés.

Gabón pudo sentenciar el choque. Desarbolada Mali, Daniel Cousin disparó al palo. Mali reaccionó tímidamente. Tuvo el empate gracias a un error defensivo de su rival, que salvó el meta Didier Ovono en dos tiempos.

Lee también   El desconocido

El cansancio se apoderó del combinado gabonés y Mali aprovechó para buscar sus opciones. Su rival había perdonado y el conjunto del francés Alan Giresse no desperdició la ocasión, a seis minutos del final y el jugador del Burdeos Cheick Diabeté, tras un pase de Modibo Maiga, estableció el empate.

El duelo se abrió en la prórroga pero las precauciones superaron al riesgo y el desenlace llegó a los pénaltis, donde Keita asumió la responsabilidad y, después de superar la primera tanda de cinco, anotó el lanzamiento del triunfo.

  • Jesús

    He aquí un ejemplo de un jugador del Barcelona que sí se carga a su selección y lo hace bien, y que no anda poniendo de excusas que no tiene ni a Xavi ni a iniesta para apoyarle… cof cof Messi cof cof.