Tras coronarse campeones, los jugadores de Tigres se dieron cita en la Macroplaza para compartir con su afición el nuevo título del Torneo Apertura 2011.

El equipo felino llegó al primer cuadro de la ciudad abordo de un autobús especial donde miles de seguidores los esperaban en el lugar que se vistió de los colores azul y amarillo.

Desde su salida del estadio Universitario donde vencieron al equipo de Santos Laguna por un marcador global de 4-1, los jugadores compartían el júbilo de su triunfo con sus seguidores que en todo momento los acompañaron, algunos incluso corriendo a la par de la unidad.

A su llegada a la zona de la Macroplaza, los jugadores y la directiva felina, fueron recibidos por el alcalde de Monterrey Fernando Larrazabal Breton, el rector de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Jesús Ancer Rodríguez y el gobernador, Rodrigo Medina de la Cruz, quienes ondearon la Copa del Campeón.

Con suma alegría y orgullo, los jugadores y los miles de seguidores entonaban los acordes del tema “We are the Champions”, pero la euforia de la hinchada felina, se salió de control, por lo que la presencia del plantel felino tuvo que recortarse.

Apenas unos 10 minutos, los jugadores pudieron convivir con sus seguidores, ya que tuvieron que bajar del templete donde poco antes las autoridades y Damián Alvarez, habían gritado “Tigres Campeón”, ante el riesgo de algún accidente.

El público felino no se desanimó y siguió esperando de nueva cuenta la aparición de sus ídolos, pero éstos ya no regresaron, cosa que no importó para seguir festejando por más tiempo en la zona de la Macroplaza, donde muchos permanecieron por más de tres horas, cantando y ondeando sus banderas azul y oro.

Lee también   Abrochetas

Por su parte, el técnico de los Tigres, Ricardo “Tuca” Ferreti, se quitó su bigote que los distinguió por años, tal como lo prometió si el equipo se coronaba campeón.