Se nos está muriendo la Cenicienta. Todo era tan bello en el baile confeccionado por el DT Thomas Tuchel, que parecía ser un sueño con hadas príncipes y toda la cosa… ¡Pero qué pronto nos dieron las 12! La carroza se está transformando por las calabeaceadas que están pasando a cada rato en El Cerocinco.

Si ya habían ocurrido dos derrotas en fila y la última ni más ni menos que ante los usurpadores del primer lugar -aquella triste derrota contra el Dortumnd-, ¿por qué no contra el claroscuro Freiburg? Lo peor, para el Mainz, es que aunado a otros motivos, parece que el Freiburg está resurgiendo de sus propios pantanos.

  • 1Freiburg
  • Mainz 05
Freiburg: Baumann; Barth, Bastians, Williams, Toprak; Rosenthal, Abdessadki (Sereinig 90’), Schuster, Putsila (Reisinger 62’); Makiadi, Cissé (Caliguri 89’). DT Robin Dutt


Mainz: Wetklo; Noveski, Fuchs, Bungert, Zabavník; Polanski (Ivanschitz 66’), Karhan, Caliguri (Heller 83’); Allagui (Szalai 24’), Schürrle. DT Thomas Tuchel
Goles: 1-0 Cissé (penal 64’)
Árbitro: Wolfgang Stara
Incidencias: Jornada 11 de la Bundesliga, disputada en el badenova-Stadion, Alemania; ante 22,400 espectadores

El partido, la victoria de Dutt sobre Tuchel, se consumó por la superioridad, pero de lo inseguro que se plantearon uno y otro. Obviamente ganó el menos endeble de ambos equipos. Y es que al venir los dos equipos derrotados de sus últimos encuentros, los cambios en alineación y en las posturas de sus cuadros no se hicieron esperar.

Freiburg corrigió su defensa y aparecieron Williams y Rosenthal; fueron impasables. Mainz modificó más cosas a partir de la derrota del finde pasado y sacó a Svensson, Soto -quien se fue a Selección- y, lo peor de todo, no estaba Szalai.

Lee también   Los muchachos de Necaxa se sienten cómodos

No puedes llamarte Cenicienta sin la zapatilla. No puedes ser el Mainz, este Mainz, la sorpresa, el caballo negro, sin el húngaro Szalai. Y pasó factura. Tuchel quiso remar contracorriente y lo metió apenas al 24′, pero el destino ya estaba marcado: otra lágrima más en el calendario.

A pesar del buen ritmo de ambos, de los constantes arribos para ofenderse entre sí y de la injerencia directa de Wetklo y Baumann, los arqueros, todo estuvo cerradito y a la expectativa. Hasta que llegó el senegalés Cissé y, de penal al minuto 64, le puso el despertador al Cerocinco. Ni hablar.

De cualquier manera, la ventaja del Mainz sobre el Frankfurt -su más cercano perseguidor- es de cinco puntos. El problema es que el Dortmund podría alejarse más si vence mañana al Hannover… ¡vaya Bundesliga que nos vino a caer este año!