En un hecho peculiar Hansa Rostock, de la segunda división alemana, ha vendido dos mil 800 entradas para el partido del próximo fin de semana ante Dynamo Dresden, mismo que se efectuará a puerta cerrada. Los aficionados que compraron su boleto lo hicieron para ayudar al club a recaudar fondos ante la crisis financiera que padece. Todavía más impactante es que esa crisis se deriva del mal comportamiento de algunos ultras, quienes por sus conductas violentas han provocado sanciones por parte de la Federación Alemana de Futbol al Rostock.

Por órdenes de la federación, el partido ante Dresden será sin público. Tal decisión se toma luego de que ultras del Hansa Rostock, identificados con ideología de extrema derecha, agredieran con bengalas y petardos a aficionados del St.Pauli en noviembre pasado. Asimismo, los ultras lanzaron plátanos a la cancha para burlarse de los jugadores del equipo rival. Además protagonizaron disturbios afuera del estadio, actos que generaron choques con la policía y dejando como resultado ocho guardias y dos civiles heridos.

De igual forma, la federación multó con ocho mil euros al Rostock por lo sucedido. Ante esta razón, el club solicitó a sus aficionados que brindaran un “gesto solidario” para cooperar en el pago de la sanción. Algunos aficionados, ajenos a los ultras, decidieron apoyar por amor al equipo. Sin embargo, el club no se ha pronunciado sobre planes de seguridad con respecto a la presencia de ultras en la tribuna.

Lee también   Mourinho: "La próxima temporada voy a entrenar donde me quieren mucho"
  • VK

    Pinches salvajes, y donde que los del St. Pauli no matan ni a una mosca ni en defensa propia.

  • zeruch

    me suena me suena… no hay de esos animales por aca en mexico verdad? ¬¬

    hasta una amiga que tuve que estaba en la monu me dijo que la directiva del america les regalaba boletos con tal de que fueran, sin importarles los desmadres que hacian dentro o fuera del estadio… =/

  • Neto Olicón

    Por eso…DIE WELT IST BRAUN-WEISS! FORZA SANKT PAULI!