En acción de la Scottish Premiership, el Rangers comenzó con el pié izquierdo su participación en casa al caer 2-3 ante el Hibernian. Estos dos equipos se volvían a ver tras la final de la Copa de Escocia del año pasado que terminó en la vitrina de los Hibs.

Los de Glasgow abrieron la cuenta a los dos minutos con el colombiano Alfredo Morelos rematando de cabeza el tiro libre de Daniel Candeias. Parecía que sería una tarde tranquila en Ibrox Park.

Pero a los 21 minutos, Simon Murray tomó el balón y recortó a la defensa para clavarlo razo al poste derecho. El cuadro de Edinburgo empataba.

Lo que había sido un buen comienzo para el Rangers se convirtió en pesadilla, primero con la expulsión de Ryan Jack al 36′ por una fuerte entrada contra Vykintas Slivk que derivó en un conato de bronca, seguido tres minutos después por el autogol de James Tavernier que le daba la ventaja a los Hibs. 

Con un hombre menos y con la urgencia de remontar, Pedro Caixinha metió a Lalo Herrera iniciando la segunda mitad en busca del empate, aunque sin éxito alguno.

Llegados los veinte minutos del complemento, Vykintas Slivk anotó el tercero por medio de un espectacular volea. El “Gullit” Peña ingresó al campo después del gol que prácticamente sentenciaba el encuentro. 

Los Gers pudieron descontar hasta el 81′ con otro gol de cabeza, esta vez de James Tavernier, el mismo que había hecho el autogol en la primera parte.

Para la próxima jornada Rangers volverá a recibir en casa a otro equipo de Edinburgo, Heart of Middlothian.

Lee también   Oscar Pérez, el más grande del Azteca.