Histórica, vibrante, espectacular y dramática a más no poder, resultó la clasificación de Gabón a la siguiente ronda de la Copa Africana, y es que lo que parecía un 0-1 inevitable para Marruecos quedando 12 minutos para el final, se convirtió en un verdadero capítulo para el recuerdo, donde la selección local, impulsada por el corazón de su afición, dio una voltereta sensacional a una de las selecciones grandes africanas.

Sí, a los 25′, Marruecos lo ganaba y era mejor, pero para el segundo tiempo la conexión entre afición y equipo cobró vida, se materializó y se significó en un partido no apto para cardíacos, digno de recordarse por su intensidad y pasión, aunque ciertamente marcado por grandes errores defensivos.

Pero qué importa eso, cuando en la cancha la entrega es total y el marco en el estadio es único. A los 77′, Aubameyang igualó el partido con un potente disparo desde el corazón del área. ¡La locura en el Stade d’Angondjé en Libreville! (Gabón). De manera increíble los aficionados saltaron a la pista que rodea la cancha a festejar con sus banderas en las manos. El árbitro del partido sólo miraba sorprendido esperando que todo volviera a la normalidad y así fue, la gente se regresó a sus lugares a seguir alentando.

Peor aun se puso la cosa, pues dos minutos después llegó la voltereta. Sí, Gabón lo estaba logrando, la escandalera era monumental y el deja vu de la hinchada invadiendo la zona aledaña a la cancha estaba más vivo que nunca.

80 minutos y el marcador ya era de 2-1 para los locales. En la tribuna, diplomáticos y aficionados eran uno mismo, el festejo era total. Pero uuufff!!!, cosas incréibles quedaban por vivir, y es que a los 90+1, Barkay Papa, árbitro de Gambia, le puso valentía a la cosa y marcó un penal para Marruecos.

Lee también   Marruecos apenas empata con Cabo Verde y sin merecerlo

La desazón total en el estadio acompañada del empate que volvía a meter a Marruecos en competencia y que dejaba a Gabón en segundo lugar, abajito de Túnez, y obligado a sumar en el último juego.

Se agregaron cinco minutos por cierto, quedaban cuatro por jugar, y cuando ya se llevaba el árbitro el silbato a la boca, llegó una falta afuera del área. Era la última del partido, la última para Gabón y la última oportunidad para que la afición volviera a manifestarse con esa pasión que ponía la piel de gallina.

Mbanagoye se perfiló y metió un derechazo maravilloso, perfecto, potente que fue a estremecer las redes de la portería de Lamiyaghri, meta marroquí, que hizo la jugada más vistosa aun lanzándose de manera espectacular pero quedando lejos de llegarle al disparo.

No hubo más, fue la última jugada y Gabón con seis puntos se clasificó mientras que Marruecos, para sorpresa de muchos, ha quedado fuera del torneo.

Locura en Gabón y un capítulo para recordar…

  • tua

    wow vaya final de partido

  • VK

    Muy buenos goles los de Gabón.

  • Antoniio

    Cuando el pinche Tecos va andar jugando con esas ganas, aunque juegue muy mal, pero que le pongan huevos carajo!!!

  • anoide

    ese no era Gabón, era Brasil!!!!!!!

  • Que partidazo este Brasil-Venezuela…. y que golazo metio Neymar para el 1:1