Iglesia y árbitros se traen una fiesta de aquellas en Escocia

Para empezar, árbitros escoceses no aguantaron críticas de jugadores y entrenadores. Heridos en su orgullo, decidieron irse a huelga en protesta contra las ofensas de las que son objeto. Por ello, este fin de semana partidos de la liga escocesa serán pitados por silbantes portugueses, quienes fueron contratados ante la urgencia de no parar actividades.

Pero por si algo faltaba, el Jefe de la Asociación de Árbitros, el mítico Hugh Dallas, renunció a su cargo después de que la Iglesia católica pidiera a la Asociación de Futbol Escocés que cortaran su cabeza. El motivo de la guillotina fue un chiste del legendario nazareno.

Al purpurado y sacramental púlpito católico escocés no le cayó en gracia que Hugh Dallas difundiera vía mail un chiste donde se burlaba del Papa. En el texto del conflicto, Dallas hizo referencia al tema de abuso a menores de edad por parte de sacerdotes.

Con el argumento de que el ex árbitro incitaba al sectarismo entre católicos y protestantes, la Asociación de Futbol cayó rendida ante las presiones de los hábitos eclesiásticos.

Así, bajo el amparo de leyes divinas y pieles sensibles a las críticas, el futbol escocés está huérfano de silbantes. ¿No les gustaría llevarse a Marco Rodríguez? Un ratito que se los prestemos no le vendría mal a nadie.

Elías Leonardo ( Elías )

Perfíl Futbolsapiens: Elías Leonardo
Sígueme en:

Desde la web

  • Edgar B.

    Bueno, no estamos tan mal ¿o si?

  • Todo fue fue por reenviar la imagen que les pongo haciendo clic en mi nombre, es el link al post de esta noticia en el blog Pharyngula de PZ Myers.