Jugador brasileño del PSG intentó evangelizar ¡a Sarkozy!

No cabe duda de que la religión es tema de moda en el futbol. De chile, mole y pozole es la fe y donde quiera se surte. Esta vez toca turno a Francia, específicamente al equipo Paris Saint-Germain.

Su lateral Marcos Ceara, brasileño, tiene derecho a no entrenar ni saber nada del balón los jueves, día en que funge como pastor cristiano y oficia misas en su departamento. A su casa llegan devotos de esta religión, fieles a los que incluso no les gusta el futbol. Eso sí, cuando hay partidos de Europa League, las sesiones se posponen para el viernes.

Pero la llegada de Ceara a Francia fue muy peculiar. Proveniente del Internacional, de Brasil, Marcos no salió de su equipo en buenos términos y lo que parecía un ejercicio de intolerancia, se convirtió en una puerta para consolidarse como pieza fundamental del equipo francés.

Por tratar de evangelizar a cuerpo técnico y compañeros del Internacional, le lanzaron el ultimátum de que o se calmaba o se iba. Y pues no se calmó: “hablaba demasiado de Dios a mis compañeros y el entrenador me dijo que, o dejaba de predicar, o me echaba del club”. Y lo echaron.

Fue Paris Saint-Germain, que sabiendo su profesión evangelizadora, el club que lo acogió. Su rendimiento en la cancha no ha sido cuestionado, pero sus exabruptos religiosos si han puesto a los parisinos en jaque, pues al pastor Marcos se le ocurrió la idea de querer enrolar a las filas de Dios al mismísimo preciso francés, Nicolás Sarkozy, a quien en la final de la Copa de Francia intentó seducir con la frase “Jesús te ama”. Obviamente, Sarkozy puso el grito en el cielo. ¡Pues a quién se le ocurre!

Su intento evangelizador vino a la par de las políticas xenofóbicas de Sarkozy, que decidió perseguir y expulsar a la comunidad gitana del país. No vaya siendo que mande pedir el despido de Marcos Ceara.

Elías Leonardo ( Elías )

Perfíl Futbolsapiens: Elías Leonardo
Sígueme en:

Desde la web