Presidente del Hannover 96 quiere pagar más impuestos

Quiere ayudar con la deuda

Quiere ayudar con la deuda


Vaya dilema para los aficionados del Hannover 96. El presidente de su equipo, Martin Kind, se ha pronunciado a favor de que los magnates alemanes paguen más impuestos con tal que el gobierno reduzca la deuda pública.

Y es que Kind es uno de los cuatro millonarios que avalan un mayor gravamen fiscal a todos los ricos. Tal medida contribuye a solidarizarse con grupos de izquierda y sindicatos, sectores que pelean para “que los ricos con grandes fortunas paguen más”.

¿En dónde entran los aficionados del Hannover? Pues que ante todo son ciudadanos alemanes y no se opondrían a la iniciativa de Kind. Sin embargo también desearían que su presidente millonario invierta en fichajes para que el equipo aspire a logros mayores.

¿Ustedes qué harían? ¿Apoyarían que pague más impuestos o pedirían que mejor gaste en refuerzos?

Elías Leonardo ( Elías )

Perfíl Futbolsapiens: Elías Leonardo
Sígueme en:

Desde la web

  • Ramon Martinez

    Pues como decía Voltaire; ” Es peligroso estar en lo correcto cuando los que gobiernan están equivocados. ” Y que valiente este millonario, ganandose la enemistad de sus colegas millonarios al presionarlos para que sean mas cooperativos y menos codiciosos, en una de las nacionas capitalistas mas poderosas de los tiempos actuales, y solo por querer hacer un bien a su pueblo, de paso sería cuestionado por la afición al no invertir fuertes cantidades en fichajes, como otros “grandes” equipos.

    Pues ya que es millonario que se le entre al ruedo con los dos toros, que invierta en cantera, que es mas barato que los fichajes, y uno o dos fichajes clave, y que también pague mas impuestos, que el pueblo los necesita.

  • Jose Armendáriz Buenfil

    Definitivamente los aficionados del Hannover tienen que estar muy orgullosos de su Presidente. Les ha hecho entrar en Europa, jugando bien. Ya son uno de los equipos respetables de la Bundesliga y a pesar del éxito, el señor mantiene sus valores y su moral, al tiempo que demuestra saber que en la vida hay prioridades comunitarias, aglo pocas veces visto entre la aristocracia de cualquier país.