El presidente estadounidense del club Roma está perdiendo la paciencia.

Si las autoridades regionales no aprueban la construcción de un retrasado nuevo estadio para el equipo, James Pallotta dijo estar preparado para vender al club.

“Debemos estar quebrando piso en febrero o marzo. La aprobación ya debe darse en estos días”, declaró el ejecutivo de Boston a The Associated Press esta semana.
“No queremos venderlo. Creemos que tenemos una enorme oportunidad de armar un equipo con calibre de campeón con un estadio y un complejo de entretenimiento”, agregó Pallotta en una entrevista telefónica desde Boston, donde el equipo entrenaba. “Pero si ellos no pueden resolver el asunto de la aprobación entonces alguien más va a tener que llevarlo a cabo”.

Pallotta presentó el plan del estadio por primera vez en marzo de 2014 en compañía del entonces alcalde Ignazio Marino, afirmando que estaría listo para la temporada 2016-17 _que terminó hace dos meses.

Pero el ambicioso proyecto _que incluiría un centro de entrenamiento, un complejo de entretenimiento, tres torres de oficinas y extensas tareas de transporte_ ha sido retrasado ante preocupaciones ambientales y críticas sobre el uso de fondos públicos.

El costo del proyecto era originalmente de 1.600 millones de euros (casi 2.000 millones de dólares), incluyendo más de 200 millones de euros en financiamiento público.

A principios de este año, las torres de oficinas fueron eliminadas del plan a fin de obtener la aprobación de la actual alcaldesa Virginia Raggi.

El siguiente paso es la aprobación de la región de Lazio.
La propuesta sede del estadio en Tor di Valle se encuentra entre el centro y el aeropuerto Leonardo Da Vinci.

Lee también   El gol, la sorpresa, la figura y el neandertal de la jornada del 23 al 29 de noviembre

Con un diseño inspirado en el Coliseo, es estadio tendrá 52.500 localidades y podrá expandirse a 60.000 para partidos importantes.

La Roma actualmente comparte el Estadio Olímpico de 72.000 butacas con su rival Lazio.

  • Zaratustra

    Para desgracia de este señor, Europa no es Estados Unidos. Ahí no puedes anunciar que abrirás una franquicia deportiva en medio de la nada y en 2 años ya tener estadio, instalaciones, mote y mascota, y hasta “afición leal”.

    Europa tiene tiempos más lentos, empezando por el poder público y de ahí a todo lo demás.

  • Héctor

    Les beneficiaría mucho, el Olímpico no es suyo, lo comparten con Lazio además de tener la molesta pista de atletismo.