La selección de Libia derrotó 2-1 a Senegal, ya eliminada, pero también quedó fuera de la competición continental.

La victoria de Zambia por 1-0 en Malabo ante Guinea Ecuatorial, uno de los organizadores, y desde la segunda jornada con su pasaje a cuartos de final sellado, echó por tierra las ambiciones de los libios.

El equipo dirigido por Marcos Paquetá finalizó con 4 puntos y se fue con el orgullo alto. Hay que recordar que no se pudieron preparar adecuadamente a causa del proceso revolucionario vivido por su país.

Para Libia anotó un doblete Ihab Al-Boussifi, al 5′ y 84′, mientras que para los Leones de Teranga, dirigidos por Amara Traoré, había logrado el empate provisional Deme Ndiaye con un cabezazo al 11′.

Senegal se despide tras una muy mala participación, pues tras llegar como uno de los grandes favoritos para llevarse el título, junto a Ghana y Costa de Marfil, cosechó tres derrotas consecutivas en la serie, todas por 2-1.

Al equipo senegalés le faltó todo, desde buen juego hasta más ambición. Además del gol de Ndiaye, contó con un par de ocasiones mal definidas y lanzó centros al área sin idea.

Lee también   La otra Copa
  • Issac MM

    el portero de los libios es un De Gea cualquiera