El delantero sensación de la selección de Brasil, Gabriel Jesús, ya ha sido presentado oficialmente por su nuevo equipo, el Manchester City. Los ingleses lo habían fichado luego de los Juegos Olímpicos que ganó para su país pero le dejaron en el futbol brasileño con el Palmeiras para no detener su crecimiento.

Gabriel Jesús es una de las esperanzas de Brasil pues desde su debut con el Pentacampeón se ha entendido de maravillas con Neymar. En solo seis partidos con el equipo grande, ya anotó cuatro tantos, todos por encuentros de Eliminatoria. Algunos ya ven en él al dueño de la delantera, algo que en ese combinado nacional no se ve desde Ronaldo.

El nuevo artillero de los citizens tendrá el dorsal 33 en su camiseta y ya puede ser usado por Pep Guardiola, entrenador a quien Gabriel llenó de elogios en entrevista con el club. “Guardiola fue el único entrenador que me llamó y me encantó. Deseo trabajar para él y aprender cada día de él“, explicó.

De solo 19 años, Jesús ya ganó la medalla dorada en Río 2016, una Copa de Brasil y una Serie A con el Palmeiras. Individualmente, fue elegido como jugador revelación del Brasileirao en 2015 y ya para el pasado año formó parte de los 100 mejores futbolistas del mundo según ‘The Guardian’. Puede ser una de las grandes contrataciones del año.

Gabriel Jesús festejando un gol frente a Venezuela
Lee también   ¿Cuál clásico prefieres?
  • Chico sin hada

    A chinga, Brasil ganó el oro de futbol? Ni me enteré, creo que cuando México valió madre me dejó de interesar

  • señor lobo

    Alexandre Pato 2.0

  • Roca Cobian

    que totos s ehubieran llevado al chuki mejor

    • TheCigaretteSmokingMan

      Ser brasileiro en el futbol es tener suerte….

      • Roca Cobian

        Cierto, Mexico gano el oro y aun asi mejor se llevaron al petardo de oshcar

    • Randy Johnson

      jaja Gabriel Jesús tiene mucho mas pontencial que el chuky… no es por nacionalidad. Calidad y punto.

  • Diego

    Pues Gabriel Jesús si pinta para ser una maravilla, el pronóstico es que este sea el que se reparta los balones de oro con Dembélé en el futuro. El francés ya le está dejando la vara bien alta, a ver si el brasileño está también a la altura de las expectativas.