Hoy se le realizó la anunciada operación a Michael Essien, mediocampista ghanés del Chelsea, que el sábado se lesionó los ligamentos de su rodilla derecha entrenando en Cobham. El veredicto final fue rotura del ligamento cruzado anterior y menisco.

De tal forma debió ser sometido a cirugía. Al respecto, el club comunicó oficialmente que “la operación fue exitosa y la recuperación completa de Michael podría llevar hasta seis meses”. Buena noticia dentro de todo, pues los primeros análisis suponían todo un año de rehabilitación.

Sobre la situación, el nuevo director técnico Blue, André Villas-Boas, no se quiso quedar atrás y declaró que “todos en el Chelsea, compañeros de equipo y todo el personal, deseamos a Michael una buena recuperación que le permita volver a jugar pronto”.

Lee también   Saprissa vetará de por vida a hombre que pateó en el rostro a un hincha