Vincenzo Montella está apenado

La derrota ante Catania fue más que suficiente para que Montella autocriticara su trabajo en el banquillo de la Roma y él mismo se reprueba. Siente pena y vergüenza con la afición de la Loba por no haber calificado a Champions y caer ante Inter en semifinales por la Copa de Italia.

Sin embargo, rescata el desempeño de sus jugadores y no los responsabiliza de los “fracasos”. De igual forma, el técnico deja ver que sus días con el equipo están contados y ya hasta se despide: “a nivel personal fue un salto muy grande, sin embargo, fue una gran experiencia y me dio muchas cosas”.

Diarios italianos apuntan que su nuevo destino es Sampdoria. En este sentido, Montella niega acercamientos: “nunca hubo contactos pese a que siento gran afecto por ellos”.

Lee también   ROMA | Multan a Sensi con 9 mil euros