El Manchester City de Guardiola ganó el derbi de la ciudad al United de José Mourinho, se alejó en la punta de la Premier League y dejó encaminado el torneo hasta final de año. El entrenador portugués lamentó la derrota y repartió culpas en rueda de prensa.

Según la apreciación de Mourinho, el City fue superior pero terminó ganando el partido gracias a fallos arbitrales. Acerca de una jugada de Ander Herrera contra Nicolás Otamendi, Mou opinó que fue “penalti claro. Justo como la temporada pasada. Era un penalti muy claro en un momento crucial del partido”.

El DT no negó nunca que su equipo no fue mejor, pero de igual forma se quejó. “Lo que decide el partido es la doble parada de su portero y una desafortunada decisión arbitral. Me sabe mal por Michael Oliver (principal del encuentro)“, explicó.

“¿El árbitro? Creo que ha tenido un buen partido. Ha venido con la intención de hacer un buen trabajo y casi lo consigue”, sentenció el portugués, que asimismo dijo no saber si podrá recortar la distancia de 11 puntos que tiene frente al Man. City.

Lee también   Labios rojos