La federación estadunidense (USSF) se esmera en conseguirle buenos partidos a su representativo nacional, y a diferencia de México, sale de su territorio, viaja a Europa y se codea con los fuertes del Viejo Continente. Hasta ahí va todo bien, pero es en la cancha -donde ocurre lo que nos atañe- donde Klinsmann no puede.

Hoy se midió a Francia en el Stade de France y sólo consiguió otra derrota. Peor aún, no consigue tener una clara idea del futbol que su equipo va a desplegar y terminan por no jugar a nada. A Francia no le importó el problema en el que se mete Klinsmann e hizo lo suyo: probó alineación alternativa, algunos jugadores que Blanc no había visto (o no con su selección) y hasta ganó el juego, casi sin querer. Una buena descolgada de Loic Remy, al 72′, selló el 1-0 definitivo que no dejó a todos satisfechos, pero que cumplió con el objetivo francés de aprovechar la fecha FIFA.

Mientras, Estados Unidos sigue sin tener pies ni cabeza; afortunadamente para los americanos aún falta tiempo para la eliminatoria en Concacaf, pero esto no pinta nada bien.

Lee también   BARÇA | "Puede romperse el juego culé": Pep