El Granada de Guillermo Ochoa rescató un punto en su partido contra el Osasuna por la fecha número 18 de LaLiga Santander en el Estadio Nuevo Los Cármenes. Los rojiblancos debieron terminar el partido nueve jugadores luego de dos expulsiones.

El resultado del encuentro fue de 1-1, en un partido que arrancó con ventaja para el visitante Osasuna. Un tiro de Oriol Riera dejó sin posibilidades el portero mexicano para el primer grito de la noche.

Al ser un duelo de la parte baja de la tabla, con dos equipos que a estas alturas están perdiendo la categoría, los dirigidos por Lucas Alcaraz buscaron la igualdad por todas las formas posibles hasta que a los 69′ Artem Kravets tachó el empate.

Ochoa fue enfrentado con cuatro tiros al arco y tuvo una muy buena parada en la segunda mitad, cuando el juego ya estaba en las mismas condiciones. Una particularidad del evento fue las dos expulsiones del Granada, una de Uche Agbo a los 72′ y la otra para Ezequiel Ponce, delantero que entró de cambio y no terminó el duelo.

Ambos clubes terminaron con precaria situación en la parte baja del campeonato, con nueve unidades el Osasuna y diez puntos la escuadra local. Los puestos para permanecer en la Primera División se encuentran al menos a seis puntos y la situación es dura para el club de ‘Memo’.

Lee también   FIFA | Sin crisis y con congreso anual
  • AgotaraS | Eterno Capitan #3

    Mientras a Ochoa se le exija y este responda y haga lo suyo, como en Ajaccio, es ganancia para México…

  • Aguilar_42

    Granada no le gana ni al colista, por más que haya mejorado en defensa, no convierte goles y así, está muy complicado…