¡Al podio con golazo!

AFP | Un golazo definió el juego

AFP | Un golazo definió el juego

Un impecable golazo definió un partido por el tercer lugar atípico, cerrado, desgastado e impredecible. Las suecas finalizaron con bellas sonrisas de oreja a oreja un torneo que animaron desde el principio. Y así, con la sorpresa animando la felicidad, lograron registrar por tercera ocasión en su historia un lugar en el podio de los Mundiales Femeniles.

Lo curioso, y tal vez por eso supo mejor, es que hoy todo se les vino encima. Francia se creció desde que a la media hora de juego las escandinavas lograron el primer gol. Para Suecia, anotar fue su propia perdición pues dejaron de trabajar el buen toque que habían demostrado previamente. De pronto, carcomido por una necesidad resultadista, el estratega de las amarillas, Thomas Dennebry, atrasó al pivote de tres elementos que le había dado resultado. Sjorgan, Fischer y Dahlkvist abrieron un hueco impresionante de terreno olvidándose de sus tres compañeras de ataque.

Así Francia mejoró su situación dentro del cotejo. Las laterales continuamente se sumaron y conectaron perfecto con las contenciones y gente de creación. Por eso fueron recurrentes apellidos como Bompastor, Bussaglia y, en menor medida, Abily.

No obstante la tenencia y protagonismo, las francesas pospusieron concretar las oportunidades hasta el segundo tiempo, cuando los minutos en contra decantaron al futbol en un mejor espectáculo. Comenzaron a tocar de primera, moverse más rápido y, pese a lo sufrido en la primera mitad cuando su portera salió lesionada y realizaron otro cambio por obligación, se acomodaron como bloque sólido.

De ahí el gol del empate, la iluminación futbolera y lo increíble. La árbitro expulsó minutos después de la igualada a la cerebro sueco, Oqvist, y, de hecho, eso permitió que las amarillas cerraran mejor sus filas e impidieran la supremacía gala.

Al final, tras un escurrir de tiempo con llegadas alarmantes, postes y hasta lentes de contacto caídos, Suecia rindió honor a la picardía y agilidad futbolística. El golazo de Hammarström se quedará en la videoteca como uno de los mejores del torneo. Hizo un sombrerito, amagó y la clavó en el ángulo… increíble. Y todavía más sabiendo que Suecia la estaba sufriendo ante la presión francesa.

Segundo tercer lugar para Suecia en Mundiales Femeniles. Su mejor registro lo obtuvieron en 2003, cuando cayeron ante Alemania en la gran final. Para Francia, perder las deja con bronca pero sabedoras de que han hecho historia. Ubicadas en el lejano 18vo lugar de todos los tiempos, haber sido cuartos, ya con la cabeza fría, habrá tenido su chiste.

Alineaciones

2-1

Arbitro: Kari SEITZ (USA)

Rhein Neckar Arena, Sincheim

Suecia
1 Hedvig LINDAHL
2 Charlotte ROHLIN
4 Annica SVENSSON
6 Sara THUNEBRO
7 Sara LARSSON
15 Therese SJORGAN
17 Lisa DAHLKVIST
18 Nilla FISCHER
8 Lotta SCHELIN29’
14 Josefine ÖQVIST68′
16 Linda FORSBERG62’
20 Marie HAMMARSTROM 82’ 62’
3 Linda SEMBRANDT 73’
DT Thomas DENNERBY
Francia
16 Berangere SAPOWICZ32’
2 Wendie RENARD
4 Laura GEORGES
7 Corline FRANCO83’
8 Sonia BOMPASTOR
6 Sandrine SOUBEYRAND
14 Louisa NECIB32’
15 Elise BUSSAGLIA
10 Camille ABILY
9 Eugenie LE SOMMER
17 Gaetane THINEY
1 Celine DEVILLE32’
12 Elodie THOMIS56’32’
13 Caroline PIZZALA83’
DT Bruno BINI


szólj hozzá: 3rd place womens

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • David Herrera

    Que golazo de mi novia Marie. Ese va en el top sapiens.

  • Anónimo

    Dónde estuvo el “sombrerito”?

    SIgo sin entender por qué los porteros salen tanto a tapar jugadas como ésta… No tendría más chance de tapar si se queda en la portería, o al menos retardando la salida?

    • Anónimo

      Qué tal Gerolo,
      El sombrerito que le hace Marie Hammarström a su primer obstáculo, antes de amagar y chutar a gol.
      Saludos!

  • Ivan00b23

    como me hubiera gustado estar en el vestuario de la suecas

    • Rodo Van Nistelrooy

      Uff, imaginate, quien fuera el masasjista…

    • Rodo Van Nistelrooy

      Uff, imaginate, quien fuera el masasjista…