CHI 2-2 ROM | Chievo se amamanta de Loba

FOTO: AFP

Roma no perdió en el estadio Marc’Antonio Bentegodi en las ocho visitas previas a Chievo. La Loba no respeta la localía de los de Verona, y así salió esté sábado a cumplir con el trámite de llevarse los tres puntos disputados, en un auténtico potrero a consecuencia del clima y el desgaste de la cancha…pero su mezquindad pudo más.

  • 2Chievo
  • 2Roma
Chievo: Sorrentino; Cesar, Mantovani, Frey, Andreolli; Marcolini (Granoche 60’), Fernandes (Bogliacino 79’), Rigoni, Constant; Pellissier, Moscardelli (Sardo 89’). DT S. Pioli.


Roma: J.Sergio; Burdisso, Castellini, Mexes, Cassetti; De Rossi, Brighi, Simplício (Menez 84’), Greco (Taddei 66’); Adriano (Borriello 78’), Vučinić. DT C. Ranieri.
Goles: 0-1 y 0-2 Simplício (26’ y 44’), 1-2 Moscardelli (61’), 2-2 Granoche (83’).
Árbitro: Nicola Rizzoli, expulsó a De Rossi al minuto 85.
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 15 de la Serie A, realizado en el estadio Marc’Antonio Bentegodi.

La actitud del Chievo en el primer tiempo fue totalmente reprobable para cualquier local en el mundo. Regaló todas las pelotas divididas, se metió muy atrás, esperando contragolpear a la Roma; la consecuencia, el 0-1 y el 0-2 a cargo de Fabio Simplicio (o Fabricio, según Fernando Schwartz).

El técnico del Chievo improvisó al interesante franco-guineano Constant como enganche para habilitar a Moscardelli y Pellissier pero sin recuperar balones nada pudieron hacer.

El Emperador, Adriano, encabezó el ataque romano. Se le vio hinchado y lento, como un prematuro veterano a sus 28 años…aún así, una habilitación suya para el segundo gol visitante deja claro que deben meterlo en cintura para recuperar al que alguna vez fue comparado con el Fenómeno Ronaldo.

El segundo tiempo fue un lavado de cerebro para Chievo, ya que fueron en busca de su dignidad. Metieron la pierna, adelantaron líneas y el cambio de actitud les funcionó, marcaron el de la honra por conducto de Moscardelli y la igualada a cargo de Granoche.

Antes del empate los Giallorossi ya habían bajado los brazos, nuevamente se vió al equipo irregular y holgazán que arrastra la cobija en el Calcio. Por si esto fuera poco, De Rossi fue expulsado debido a una entrada artera por atrás, de impotencia, como aquel codazo ante EUA en el mundial del 2006.

Se invirtieron los papeles y el equipo de la actitud reprochable en el segundo tiempo fue la Loba que estuvo cerca de perder el partido merecidamente.

El empate deja a ambos clubes sumergidos en su mediocridad, con 22 puntos la Roma y 20 el Chievo.

(Por Rubén Sánchez)

Redacción ( Redacción )

Perfíl Futbolsapiens: Redacción
Sígueme en:

Desde la web

  • Eduardo Cortes

    a la madre con los colorcitos he!!

  • Erick

    Algo le pasa a la Roma, que ultimamente da mas pena que gloria, les hace falta un revulsivo.