OLM 0-0 MNU | A soñar con Old Trafford

Photo: Boris Horvat | AFP

Decidieron concentrarse más en destruir el juego rival que crear el propio Olympique Marseille y Manchester United, por lo que formularon 90 minutos de futbol aguerrido, cerrado y muy trabado. El 0-0 del Stade Vélodrome deja todo para la vuelta, con la ventaja Red Devil de jugarla en su estadio, pero con la oportunidad de los Phocéens de aprovechar el gol de visitante.

  • 0 Olympique Marseille
  • 0 Manchester United
Phocéens: Mandanda; Heinze, Fanni, Diawara; González, M’Bia, Cissé (Cheyrou 70’), Kabore, Rémy (Valbuena 79’); Brandao, Ayew. DT Didier Deschamps.


Red Devils: Van der Saar; Vidić, Evra, O’Shea, Smalling; Carrick, Fletcher, Nani, Gibson (Scholes 72’); Rooney, Berbatov. DT Alex Ferguson.
Goles: No hubo.
Árbitro: Felix Brych (ALE).
Incidencias: Octavos de final de ida de la Champions League, realizado en el Stade Vélodrome, de Marseille.

Raquíticos destellos de ambos protagonistas mostraron escasas llegadas interesantes. Un tiro de Fletcher tapado por Mandanda, intento de chilena de Brandao, disparos a tribuna de Lucho y Berbatov. No hubo mucho más. Ver a Rooney correr más allá de “lo normal”, observar a Berbatov fuera de tiempo y saber que Ferguson mandó todo para cerrar opciones rivales, arroja dos opciones: o que todo estuvo mal inexplicablemente (esas cosas pasan, dirán)… o que estuvo tan perfecto que el cero puede lucir sin reservas, porque así fue diseñado.

Cuestión aparte Mathieu Balbuena. El joven francés sí logró revolucionar el juego, ya en su ocaso, pero justamente fue enviado por Deschamps para hilar más jugadas que lo visto en el grueso de minutos. Y logró poner a trabajar todavía más a la defensa roja, que de igual forma acertó cada embate local.

Dadas las condiciones del partido, fue una obra maestra de futbol no espectacular, si a eso nos podemos atener. Por eso tampoco lo jugó Javier Hernández. Las cámaras lo sabían y no lo enfocaron insistemente como en otras ocasiones. Era improbable su desempeño porque Ferguson necesitaba gente más sacrificada, de experiencia con mayor tiempo bajo su esquema, que esta vez se guardó la pelota, abandonó el futbol y apagó el infierno.

Habrá que soñar con el juego que cierre la eliminatoria de octavos del próximo 15 de marzo. Escenario perfecto para devolverle un poco a los aficionados. El problema o, curiosamente, la dicha también, es que todo está abierto para cualquiera de los dos.

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web

  • franciss ortega

    okay ahora por todo a ot