ROM 0-2 NAP | Con Cavani y Dossena tienen

FOTO: AFP

Desde el inicio del juego un hombre parecido a Dustin Hoffman no dejó de motivar a sus jugadores: gritó, manoteó, aplaudió; ese hombre es Walter Mazzarri. En contraste, su colega de la Roma nomás intentó hacer gestos de descontento o enojo. La intensidad del juego que vivió cada uno se reflejó en la cancha y en el resultado.

  • 0Roma
  • 2Napoli
Roma: Sergio; Juan, Cassetti, Perrotta, Arne Riise; Rossi, Taddei (Menez 46´), De Rossi, Borriello; Vucinic (Totti 76´), Simplicio (Greco 76´). DT Claudio Ranieri


Napoli: De|Sanctis; Cannavaro, Aronica, Campagnaro, Gargano; Pazienza, Maggio, Dossena (Zuniga 58´), Hamsik (Yebda 72´); Cavani, Lavezzi. DT Walter Mazzarri
Goles: 0-1 Cavani (pen 49´), 0-2 Cavani (82´)
Árbitro: Mauro Bergonzi
Incidencias: Fecha 25. Partido efectuado en el Stadio Olímpico de Roma

Las emociones del técnico napolitano se reflejaron claramente en sus futbolistas. En diferentes posiciones y con diversas capacidades, los jugadores visitantes entendieron el mensaje que venía desde la banca: no había que dormirse ni dejar de respirar un solo instante. Así lo hicieron.

Y si en la banca Mazzarri es toda entrega, en el campo destacaron Dossena y Cavani. No es que los demás no sean importantes, pero este par fue el que marcó el sendero del triunfo. En primera instancia, Dossena es un hombre todo terreno que abarca cualquier zona de la cancha y parece tener ocho pulmones, además de varias piernas.

Copia o clon de Gattusso, Dossena es un cavernícola educado; corre a cortar el juego con un empujón o una patada, pero de igual forma alza la mirada y toca al compañero mejor ubicado. Pudo haberse ido expulsado tras un codazo a Taddei, sin embargo no vio la tarjeta roja y eso tal parece que lo incitó a encargarse de construir su propia muralla en el medio campo; Roma no pudo con él.

Salió para la segunda parte, y se fue dejando en ventaja a su equipo gracias al penalti convertido por Cavani al minuto 49. Ya sin Dossena en la cancha, los locales se sintieron menos asfixiados y procuraron intentar algo, lo que fuera. Para su infortunio, desde la banca Ranieri no daba indicio alguno de querer algo más.

Mientras que Totti veía desde la banca cómo su entrenador ni lo pelaba, Cavani recibía palmadas de aliento por parte de Mazzarri. Esta imagen fue vista de reojo por Ranieri y mandó al gran capitán de la Loba al terreno, esto al minuto 76.

Tarde fue el ingreso de Totti, el daño ya estaba hecho. La defensa romana nada más no veía por dónde copar a la ofensiva de Napoli. Agotados y sin motivación, los romanos se entregaron a la derrota, finiquitada por Cavani al minuto 82.

Mazzarri pudo tranquilizarse una vez terminado el partido; aunque bien pudo serenarse desde un inicio pues teniendo en el campo a Cavani y Dossena el trámite era una victoria cantada. Además, con su par de anotaciones Cavani demuestra que anda que no cree en nadie y miren que todavía le falta tramo por recorrer.

Elías Leonardo ( Elías )

Perfíl Futbolsapiens: Elías Leonardo
Sígueme en:

Desde la web