ROM 2-1 GEN | Loba en pleno ascenso


Menú del día Grifoni al horno: ¿ascender o hundirse más? y Roma parece que decidió por ascender a mitad de la tabla del Calcio. Una noche romana, con ausencias sensibles en el equipo que les tocaría está vez ver desde las gradas el partido.

El juego tuvo un arranque típico italiano, no perdiendo el orden como dictan los cánones, una Roma con su 4-4-2 marcado y Génova su 3-4-3 con el auspicio de contar con el delantero Italiano Luca Toni, que al minuto 5 sería captado en fuera de juego, siendo abucheado por la afición romanista. El encuentro empezaba a tomar ritmo conforme las escudaras se sentían cómodas en la cancha; llegaría una embestida propiciada por la Loba a cargo de ex milanista Borriello. cerca de la media luna, logró sacar al arquero y rematar al arco. Vaya ser la suerte que le tenía preparada la gloria para otro momento, el balón pegó en el poste, frustrando el grito de gol de los locales.

Roma jugaba como no se había visto en las primeras fechas, tenía destellos de ser un gran equipo, con toques, llegadas por izquierda de Totti; pero Génova también, ya que no sólo fue a la capital Italiana para admirar la belleza arquitectónica. Y quiso jugar al 27′ con el argentino Palacio que desbordó en el área izquierda con el apoyo de Criscito, sultó un zapatazo que no logró hacer la curva del balón lo suficiente y para suspiro local, tomó ruta para tiro de meta.

  • 2Roma
  • 1Genoa
Roma: Lobont; Burdisso, Juan, Riise, Cassetti; Perrotta (Castellini 77’), Pizarro (Simplício 79’), Taddei, Brighi; Totti, Borriello. DT Claudio Ranieri


Genoa: Eduardo, Danielli, Criscito, Chico; Ranocchia (Sculli 55’), Mesto (Rafinha 63’), Rossi, Milanetto; Kharja, Toni, Palacio (Rudolf 46’). DT Gian Piero Gasperini
Goles: 1-0 Borriello (34’), 2-0 Brighi (53’), 2-1 Rudolf (78’)
Árbitro: Antonio Damato
Incidencias: Jornada 7 del Calcio, realizada en el Stadio Olímpico de Roma ante 30 mil espectadores

Llegaría entonces la magia de Francesco al minuto 34, teniendo el balón por banda derecha a 15 metros del área grande. Observó el movimiento de sus compañeros en el área rival, metió centro y no sería otro (¿quién más?) que Borriello, que con la punta del pie desvíó con toque suave, ligero, pero al fin glorioso. Logró la cometida de hacer que el balón entrara, brotando la algarabía de los tifosi locales.

La primera mitad terminaría con la victoria parcial de Roma al 46′ con 1 minuto otorgado más por Antonio Damato.

La segunda mitad arrancaría con cambio por parte del equipo visitante, Palacio por Rudolf, un cambio que a la postre sería un error para el ataque Genovés. Las riendas seguían para la Loba y así lo demostraría con definición fantástica del volante italiano Matteo Brighi al 53, con un tiki-tiki que hacía mucho no se veía en la Roma.

2-0 en contra, de visita, Gasperini(Técnico Del Genoa) movió sus fichas, haciendo ingresar a Sculli, buscando chispa en un ataque con un cañonero letal, pero sin mecha quien lo encendiera. Totti evidenciaba el medio campo, demostrando clase y liderazgo. Control que no tomaba en partidos pasados. Llegaría el 60′ con al formula del primer gol.

Totti pasó excelso a Borriello, quién impactó el balón con fuerza extrema elevándose centímetros de más, para hacer temblar el travesaño. Sería después de esta gran jugada que Roma cedería el control a Génova, echándose para atrás y dejando los embates a cargo de los Grifoni.

Y resultó contra producente como casi siempre le pasa a quien sede el orden del partido a los que necesitan el balón, con ataques repetidos de Génova por ambas bandas y el centro, el gol se olía, sentía, el primer susto fue 6 minutos después del segundo gol de la Roma, con rebotes en el área del local y Toni impactaría, no con certeza pero si con potencia al balón, pero Lobont calmó todas las aguas tapando el disparo, dejando a Riise con tremendo golpe en la nariz propiciado por su compañero Juan. Los Grifoni no se quedaron conformes sólo con eso ya que al minuto 78′ vino un toque esplendido de Toni con el tacón, logró habilitar a Rudolf que definiría con disparo suave y lento, pero al fin y al cabo, gol.

El trámite seguió de lado de Génova pero no con mucho peligro, y falto de ideas. Intentaba y no podía, y quien sí podía no quería. En momentos difíciles y apresurados parece que hay que recurrir a Totti que con la experiencia de los años, enseña que el reloj cuando vas ganando es tu amigo. Al final del partido enfriaba el balón lo más lejos de su área, yéndose cerca de los banderines de tiro de esquina para dejar que pasara el tiempo. Damato agregó 5 minutos más y al 92′ Taddei embistió con ganas pero con poca idea, estando en el área grande, pareció más un zaguero que delantero: metió centro fuera de orden desviado totalmente del arco contrario.

De Rossi siendo un tifosi más, desesperado se le veía en las gradas, esperando el pitido final. Sería 3 minutos más tarde donde Damato, decidió que sería todo y 3 puntos gloriosos para Roma, que se ubica ahora a mitad de tabla y en espera de un ríspido encuentro de Champions…

(Por Javier M. Dibene)

Emiliano Castro Sáenz ( emiliano )

Perfíl Futbolsapiens: Emiliano Castro Sáenz
Sígueme en:

Desde la web